Reformas para poder vender tu casa sin las prohibiciones de Bruselas

Fotocasa
Fotocasa Fotocasa Life - Actualidad, inspiración y cultura inmobiliaria

Bruselas aprobó el pasado 13 de diciembre un segundo paquete de medidas orientadas a cumplir con sus compromisos internacionales referentes al cambio climático. Entre éstas, una en especial toca muy de cerca al mercado inmobiliario de nuestro país: Bruselas prohibirá a España alquilar y vender viviendas poco eficientes.

A pesar de que, a priori, será a partir del año 2030, se trata de una medida controversial, que afectará a muchas viviendas y, por lo tanto, a miles de propietarios que tengan pensado alquilar o vender sus inmuebles.

Sin embargo, existen una serie de reformas que podemos hacer para que nuestra casa sea más eficiente y que, por lo tanto, pueda venderse sin las prohibiciones de Bruselas. ¡Toma nota!

¿Qué inmuebles no se podrán vender a partir de 2030, según las prohibiciones de Bruselas?

Como apuntábamos, a partir del 2030, Bruselas prohibirá la venta y el alquiler de viviendas y edificios residenciales poco eficientes. Así, tanto unos como otros deberán contar, como mínimo, con la calificación energética F a partir de enero de 2030 y la letra E a partir del año 2033. De lo contrario no se podrán ni vender ni alquilar.

A partir del 2030 los edificios residenciales e inmuebles para vender o alquilar deberán contar, como mínimo, con la calificación energética F

Por lo tanto, los propietarios de todos aquellos edificios residenciales y viviendas cuya calificación energética sea G (la menos eficiente), deberán rehabilitar el inmueble para mejorar su eficiencia energética.

Aunque ni Bruselas ni el Gobierno español han aclarado si serán los propietarios quienes deberán pagar dichas reformas o si contarán con incentivos fiscales estatales o europeos, sí que el Ejecutivo español ofrece ayudas a la rehabilitación de viviendas incentivando la rehabilitación de viviendas para instalar energías renovables y, de esta manera, garantizar la eficiencia energética de los edificios de una forma más económica y sostenible.

 

¿Cómo es un hogar eficiente?

Los hogares eficientes se caracterizan por consumir una baja cantidad de energía externa para cumplir las exigencias normales de habitabilidad de las personas que residen en ellos. Es decir, se consideran eficientes aquellas viviendas que reducen al máximo el consumo innecesario de energía que proviene de recursos no renovables.

Es por este motivo que una de las principales características de los hogares eficientes es el uso de energías renovables, además del uso de domótica, el empleo de electrodomésticos e iluminación de bajo consumo, y aislamientos térmicos y acústicos de calidad, entre otros.

 

Los hogares eficientes reducen al máximo el consumo innecesario de energía que proviene de recursos no renovables

¿Qué reformas debemos hacer para convertir nuestra vivienda en una casa eficiente?

El certificado energético es el que nos permite conocer el consumo energético y las emisiones de CO2 que genera un inmueble determinado, en una escala que va de la A (la más eficiente) a la G (la menos eficiente).

Para que nuestra vivienda se convierta en un hogar eficiente podemos llevar a cabo varias reformas, sin embargo, lo primero que debemos tener presente es que puede haber un gran ahorro de energía mediante un consumo eficiente.  

 

  • Mejorar el aislamiento térmico en suelos, techos y paredes de la vivienda

Uno de los principales factores que contribuyen a la eficiencia es el aislamiento térmico de la vivienda; y es que gracias a éste, se puede llegar a ahorrar hasta el 60% de energía. Este tipo de acciones pueden realizarse en las fachadas de los edificios o a nivel individual, a través de un sistema de aislamiento térmico interior.

 

  • Incorporar acristalamientos dobles con cámara de aire para que la vivienda sea más eficiente

Las ventanas son los elementos más importantes a la hora de asegurar la envolvente de un edificio, por lo que es muy importante que aíslen correctamente y cuenten con buena transmitancia térmica. Así, lo mejor en estos casos es renovar las ventanas y apostar por aquellas con rotura de puente térmico y vidrio doble con cámara de aire intermedia de, al menos, 10 milímetros. 

 

  • Mejorar la estanqueidad del edificio o la vivienda para que sea eficiente 

Para ello, habrá que identificar y neutralizar las fugas de aire y hacer un sellado de huecos entre las puertas y ventanas y las paredes. Con estas medidas será posible ahorrar hasta un 50% en el consumo de climatización de la vivienda o el edificio.

 

  • Mejorar las condiciones de ventilación de la vivienda para hacerla más eficiente

La ventilación es importante para evitar la estanqueidad del aire, los problemas de temperatura en el interior del inmueble, las corrientes de aire, las humedades en la vivienda y la pérdida de energía. Así, junto a la ventilación natural, conviene plantearse la opción del establecimiento de sistemas de ventilación mecánica controlada

 

  • Apostar por la climatización y calefacción eficientes para nuestra vivienda

Los sistemas de climatización consumen hasta el 40%-50% de la energía en una vivienda, por lo que conviene apostar por soluciones eficientes. Hay varias opciones: calderas de condensación, bombas de calor, radiadores de baja temperatura, el suelo radiante, sistema de aire acondicionado inverter, termostatos inteligentes, etc. Todas resultarán una buena inversión. 

 

  • Recorrer al uso de energías renovables para mejorar la eficiencia energética de la vivienda

Junto a las actuaciones anteriores, es importante recurrir a las energías renovables. Entre ellas, destaca la instalación de placas solares, que no sólo permiten ahorrar hasta un 60% en la factura de la luz, sino que mejoran su eficiencia energética y, por lo tanto, contribuyen a un menor consumo de energía.

 

  • Renovar los electrodomésticos y usar bombillas LED para un consumo eficiente en casa

Habrá que aprovechar la rehabilitación de la vivienda para cambiar los electrodomésticos a otros con etiqueta energética de bajo consumo. Los más recomendados son los que tienen la identificación de color verde, correspondiente a la clasificación A+++, A++ o A+. Este cambio deberá acompañarse de la sustitución de bombillas incandescentes y lámparas halógenas por luces LED.

 

  • Recurrir a la domótica para mejorar la eficiencia energética de los hogares

La domótica en casa permite controlar y automatizar la gestión inteligente de toda la vivienda. No sólo aporta un mayor confort, comunicación y seguridad, también ayuda a gestionar eficientemente el uso de la energía y favorece el ahorro de agua y electricidad y combustibles.

 

Ya sabemos qué reformas debemos llevar a cabo para poder vender nuestra vivienda a pesar de las prohibiciones de Bruselas. En cualquier caso, es importante consultar con un perito especializado para que nos informe de las mejoras concretas que necesitaría nuestra casa en particular para aumentar la calificación de su eficiencia energética

Comentarios