Vender rápido y vender bien es el objetivo de toda persona que se plantea vender su casa en algún momento. Sin embargo, vender a un precio justo de mercado o incluso por encima del mercado, puede llevar su tiempo ya que, precisamente en el tiempo, se encuentra una parte importante del poder negociador. Este tiempo se acorta si se trata de un mercado muy activo, donde la oferta es reducida y la demanda alta.

Lo que es seguro es que el precio que pongamos a nuestra casa y el tiempo que tardemos en venderla están altamente relacionados. Pero no todo consiste en bajar el precio para vender la casa rápido, descárgate este eBook gratuito si quieres conocer todas las bazas con las que cuentas para vender más rápido tu vivienda.

¿Por qué necesitamos vender un piso rápido?

Son muchas las causas por las que podemos necesitar vender una casa urgentemente. El caso más común es aquel en el que queremos vender una casa heredada por hermanos o varios familiares. El objetivo es vender rápido para poder repartir el importe, pagar impuestos y, en definitiva, evitar conflictos. 

También nos podemos encontrar ante la urgencia de vender casa rápido cuando nos divorciamos, cuando nuestra situación económica cambia, cuando la familia aumenta considerablemente y la casa se queda pequeña, así como un largo etcétera. ¿El primer paso para no dejar que las prisas te hagan tomar decisiones precipitadas? Echar un vistazo a este eBook gratis y entender tus opciones.

3 aspectos que influyen en lo rápido que vendas tu casa

Como ya venimos comentando, el precio influye en la velocidad de la venta pero no es el único factor a tener en cuenta. Aquí tienes otros tres que tienen un gran impacto para vender piso rápido:

El mercado en relación a la zona

¿Es un buen momento para vender en 2021? ¿Y en 2022? El momento en que se vende es importante ya que el mercado inmobiliario puede ser alcista o estar bajando en ese preciso momento. Es relevante entender la situación a nivel nacional pero muy especialmente en la población donde está la vivienda. ¿Qué legislación le afecta? ¿Hay más compradores o vendedores en esa zona? ¿Cuál es la situación económica de los habitantes? ¿Hay alguna crisis en ese momento? La respuesta a todas estas preguntas afectará a la velocidad a la que vendas.

La dirección de la casa

Si la casa está céntrica o en una zona con alta demanda, es probable que puedas vender muy rápido sin demasiadas complicaciones. Si la calle en cuestión recibe mucha luz, está cerca de servicios como hospitales, colegios… y, en definitiva, el comprador aprecia el entorno donde se encuentra, tus posibilidades aumentan. De ahí que cuando queremos vender rápido una casa no nos centramos únicamente en la casa en cuestión. 

Las características de la casa en venta

Finalmente cabe analizar el tipo de casa que queremos vender y las características que ofrece a un potencial comprador interesado. Aspectos como las terrazas, la luminosidad, la distribución, los metros cuadrados, el número de baños o habitaciones, el suelo, la cocina… pueden determinar que el piso tarde menos en venderse.

Sea cual sea tu caso, nuestra recomendación es que hagas una estrategia y un plan de acción. Si te urge vender casa cuentas con bastantes opciones y no hay que desesperar antes de tiempo. ¡Descarga nuestro eBook gratis y consigue vender tu casa rápido!