La Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) no ve bien que se vuelvan a prorrogar los alquileres de los inquilinos no vulnerables. Lo ha hecho público mediante un comunicado, después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara ayer su prórroga durante tres meses más.

Se trata de la única medida que ha adoptado el Gobierno para facilitar ayudas a los inquilinos, que afecta a todo el colectivo, no solo a los inquilinos vulnerables, según ha explicado el director general de ANA, José Ramón Zurdo, y publica Europa Press. Por lo tanto, si por ejemplo un inquilino solicita la prórroga a primeros del mes de agosto, “automáticamente el arrendador estaría obligado a concedérsela por seis meses más, por lo cual el contrato terminaría en febrero de 2022″.

Teóricamente, la prórroga de 6 meses solo puede solicitarse una única vez, dado que el Real Decreto Ley lo recoge como una medida excepcional de carácter extraordinario. Sin embargo, en el canal oficial del Gobierno, (la página web de la Vicepresidencia Segunda de derechos sociales y Agenda 2030), se responde lo contrario a lo que regula el decreto, según ANA.

Más de 50.000 procesos de desahucio colapsarán los juzgados

“Con estas medidas de prórroga tras prórroga, el Gobierno intenta evitar lo inevitable, y es que una vez finalice esta nueva prórroga de 3 meses, más de 50.000 procedimientos de desahucio estarán esperando para colapsar los juzgados en toda España”, ha añadido Zurdo.

En 2020 se consiguieron parar unos 16.000 procesos de desahucio de arrendatarios en situación de vulnerabilidad económica, según cálculos de la Agencia Negociadora del Alquiler, basados en los datos que ofrece el CGPJ. Si a los datos del 2020, sumamos los primeros 6 meses de 2021, habría que añadir unos 35.000 procesos de desahucio paralizados por el Estado de Alarma, más los 3 meses de prórroga de las medidas antidesahucios que va a aprobar el Gobierno.

Zurdo, que ha calificado esta situación de “un hecho muy grave y sin precedentes en nuestro sistema jurídico”.