Cuándo no se pagan impuestos por la compraventa de una vivienda

La compraventa de una vivienda es una transacción sujeta a gravamen que implica una serie de gastos. En este post te contamos cuáles son y qué excepciones hay

Fotocasa
Fotocasa Fotocasa Life - Actualidad, inspiración y cultura inmobiliaria

La compraventa de una vivienda es una transacción que implica dos partes: un vendedor y un comprador. Ambos deberán pagar una serie de impuestos por la compra de vivienda y por la venta de una vivienda, respectivamente.

Impuestos por la compra de vivienda

El comprador deberá pagar unos impuestos al comprar una casa que varían dependiendo de si se trata de una vivienda de obra nueva o de segunda mano, y de la comunidad en la que se encuentra.

Los impuestos que se deben pagar dependen de si se trata de obra nueva o de segunda mano

¿Qué impuestos se pagan al comprar una casa de obra nueva?

IVA

Desde este año, el IVA supondrá el 10% del valor de la compraventa de la vivienda en la península y Baleares, y el 6,5% en Canarias (donde también se puede reemplazar por el IGIC -el Impuesto General Indirecto Canario-). Esto quiere decir que, si la vivienda cuesta 100.000 euros, habrá que tener ahorrados 10.000. Sin embargo, si se trata de una vivienda pública, el IVA puede ser del 4%, aunque este dato varía en función de la comunidad autónoma y del tipo de vivienda social que sea.

Se debe abonar en el momento en el que se efectúa la compra y se deberá ingresar en el Ministerio de Hacienda.

Impuesto de Actos Jurídicos Documentados

El IAJD grava los documentos jurídicos que se necesitan para transmitir la propiedad, por lo que se aplica un porcentaje sobre el valor de la escritura que oscila entre el 0,5% y el 1,5%, dependiendo de cada comunidad autónoma.

Para las viviendas de obra nueva, se deberán pagar el IVA y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados

Impuestos por la compra de vivienda de segunda mano o transmisión

En el caso de los impuestos por la compra de vivienda de segunda mano, el tributo más importante es el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales).

El porcentaje de este impuesto oscila entre el 6% y el 10%, dependiendo de la comunidad autónoma. Se aplica sobre el valor que se ha escriturado del inmueble.

Gastos añadidos a pagar cuando se solicita una hipoteca

El comprador que solicita un préstamo hipotecario también deberá hacer frente a una serie de comisiones asociadas a la hipoteca como la tasación de la vivienda o las comisiones de apertura.

Del lado de la entidad bancaria recaen los gastos del Registro de la Propiedad, la Notaria y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

El único gasto opcional en la compra de una vivienda es la gestoría, ya que queda a elección del cliente contratar estos servicios para tramitar la liquidación de los impuestos y realizar otros papeleos.

Para asumir todos estos impuestos y gastos, los expertos recomiendan tener ahorrado el 10% y el 20% del precio de la vivienda.

Si quieres saber los impuestos y gastos que vas a tener que pagar cuando compres una vivienda, puedes utilizar la calculadora de gastos de compraventa desarrollada por Fotocasa, que te dará una estimación aproximada.

Impuestos a pagar cuando se vende una casa

La compraventa de una vivienda es una transacción que está sujeta a gravamen, y son varios los impuestos que se deben asumir:

  • IRPF. Se paga en el año siguiente a la venta, porque hay que reflejar en la declaración todo lo generado en el año anterior.
  • Plusvalía municipal. Se suele pagar en los 30 días siguientes a la venta, aunque conviene verlo con el ayuntamiento, ya que es un impuesto de carácter municipal. No se paga cuando el piso se haya vendido con pérdidas o sin ningún tipo de ganancia.
  • El IBI. Se paga de manera anual desde que se es propietario de la vivienda. Cuando se vende, el gasto se reparte con el comprador en función del tiempo que haya sido propiedad de cada uno.

Cuándo no se pagan impuestos en la compraventa de una vivienda

El comprador de la vivienda tiene que pagar esos impuestos porque suponen un incremento del patrimonio. Sin embargo, el vendedor no siempre tiene por qué abonarlo.

¿Cuándo no se pagan impuestos? Cuando el vendedor no ha obtenido un beneficio económico, es decir, si ha habido una pérdida con la operación, aunque haya que presentar la declaración.

¿En qué otras circunstancias no se paga el IRPF?

  • Cuando se vende la vivienda y el dinero se reinvierte en comprar una casa nueva que sea residencia habitual en el plazo de dos años, aunque se haya obtenido una ganancia con la venta.
  • Mayores de 65 años que vendan su vivienda habitual sin necesidad de reinvertir el dinero de la venta en otra nueva. Deberán pagar por la venta de la vivienda que sea segunda residencia salvo que empleen ese dinero como renta vitalicia con un banco o aseguradora.
  • Entregar el piso en dación en pago por no poder hacer frente a la hipoteca. En este caso, no se puede tener ningún otro bien de una cantidad suficiente para satisfacer la totalidad de la deuda.

Si tienes alguna duda más sobre los impuestos de compra de vivienda, lo mejor es consultar a un experto.

Comentarios