Tanto si queremos comprar una vivienda como si queremos alquilarla, nos preguntamos si el precio que nos piden por ella es ajustado, si es demasiado caro o demasiado barato, si realmente merece la pena, etc. Especialmente si estamos buscando una vivienda para vivir en alquiler.

El mercado inmobiliario no se mantiene estático, sino que está en constante movimiento y fluctuación, ya que responde a diversos estímulos que lo llevan a bajar o subir los precios dependiendo de diversos factores. 

Factores que influyen en el valor de una vivienda

No todos los mercados ni las viviendas son iguales, por lo que el precio puede variar según diversos parámetros.

La localización

La localización es, sin duda, el factor más importante, pudiendo llegar a representar el 40% del valor de la vivienda. 

Dentro de una ciudad o localidad, las viviendas pueden tener diferentes precios dependiendo del barrio, el distrito, la zona… Esto se ve incentivado por el número de comercios (y el tipo), centros sanitarios, escuelas, transporte… que haya en la zona. Por ejemplo, las viviendas céntricas tienden a ser más caras porque condensan todos estos elementos, que es lo que hasta ahora se estaba buscando. Pero con el coronavirus, las preferencias están cambiando, por lo que podemos encontrarnos con que viviendas céntricas en alquiler han bajado sus precios porque la gente ya no demanda estas características.

El mercado

En relación con lo anterior, el precio de las viviendas en alquiler también depende del número de transacciones que se hayan realizado en la zona, el contexto económico, el perfil del comprador…

Las características y el estado de la vivienda

Por supuesto, la vivienda en sí misma juega también un papel muy importante en el valor de la vivienda. Si sus condiciones son malas, el precio será más bajo.

  • Las dimensiones, por ejemplo, pueden suponer el 30% del valor. Por ejemplo, alquilar un piso de 80m² en España cuesta 807 euros de media, 53 menos que hace un año.
  • La obra nueva, por razones evidentes, también tendrá un precio superior a las viviendas de segunda mano.
  • Si la vivienda ha sido reformada o no también supondrá una diferencia en el precio (las rehabilitaciones pueden incrementar hasta un 10% el valor de una vivienda).
  • No es lo mismo vivir en un apartamento que en un ático, o en un piso que en un chalet, por lo que la tipología de la vivienda también tiene un precio.
  • La altura a la que se encuentre la vivienda puede suponer un incremento en el precio o no. No valdrá lo mismo un bajo que un séptimo sin vecinos alrededor.
  • La orientación y las vistas también juegan un papel importante. No va a tener el mismo valor una vivienda soleada que una en la que no se ponga el sol. Lo mismo ocurre con lo que se ve desde la ventana.
  • En el caso de las viviendas en alquiler, aquellas que están amuebladas tienen una mejor salida. No es necesario hacer una gran inversión, basta con una decoración funcional y neutra.
  • Ahora que se encuentra en el punto de mira, la certificación energética también repercutirá en el precio de la renta.
  • Otros extras como los espacios al aire libre, la distribución del espacio interior, los garajes, los porteros, el ascensor, etc. dan un valor añadido a la vivienda que también se refleja en el precio.

¿Cómo sé si el precio de la vivienda es más caro?

Para saber si el precio que estás pagando por tu piso es demasiado caro o no, desde Fotocasa te aconsejamos comparar con otros pisos similares (zona, dimensiones, prestaciones, distribución…) y también conocer el precio medio del alquiler en las ciudades de España.

Compara con otros pisos

Gracias a Fotocasa podrás comprar entre viviendas con características similares gracias a los diferentes filtros y herramientas:

  • Filtrar por barrio
  • Dibuja en el mapa
  • Precio
  • Número de dormitorios
  • Número de baños
  • Metros cuadrados
  • Extras: jardín, garaje, piscina, ascensor, si admiten mascotas…

El precio de la vivienda en alquiler

Conocer el precio medio del alquiler en España y en las distintas comunidades también te ayudará a saber si estás pagando de más o de menos. Para ello, en Fotocasa elaboramos mensualmente el Índice Inmobiliario, donde recogemos la media de los precios de las viviendas en las comunidades, provincias y ciudades españolas.

Por ejemplo, de media en España el precio de la vivienda en alquiler se situó en octubre en 10,09 €/m2 al mes, registrando su mayor descenso en los últimos 10 años.

En octubre, el precio medio del alquiler en Madrid fue de 13,35 €/m2 al mes a nivel de comunidad, mientras que en Madrid capital fue de 14,51 €/m2 al mes.

En octubre, el precio medio del alquiler en Barcelona provincia fue de 14,67 €/m2 al mes.

En octubre, el precio medio del alquiler en Vigo fue de 8,71 €/m2 al mes.

En octubre, el precio medio del alquiler en Bilbao fue de 13,41 €/m2 al mes.

En octubre, el precio medio del alquiler en Barcelona por barrios subió en ocho de los diez distritos analizados, siendo Ciutat Vella el más caro con 18,10 €/m2 al mes, y Nou Barris, el más económico con 12,62€/m2 al mes.