16 febrero 2015

Muchos que tienen viviendas vacías en propiedad se preguntan qué es mejor, si vender o alquilar. No hay una verdad absoluta, ya que depende de las circunstancias, pero encontrar la respuesta adecuada para cada uno puede ser fácil si se tienen en cuenta 4 factores…

 

Tiempo

En la actualidad, el tiempo medio para vender un inmueble supera los 12 meses. Tener un piso vacío supone muchos gastos: comunidad de propietarios, IBI, impuestos… por lo que, esperar un año con él a la venta puede salir por un pico importante. Por el contrario, firmar un contrato de arrendamiento no suele costar más de un par de semanas, lo que permite rentabilizar la vivienda en muy poco tiempo.

 

Patrimonio

Cuando se decide vender, evidentemente, se pierde la propiedad del inmueble, produciéndose una despatrimonialización aunque, a cambio, se recibe una cuantía económica. La opción de alquilar, sin embargo, supone mantener las escrituras y el poder recurrir a la propiedad en caso de necesidad.

 

Rentabilidad

Comprar una vivienda para luego alquilarla es cada vez más común. España está viviendo un cambio de tendencia: mientras que hace años la gran mayoría optaba por vivir en casa de propiedad, cada vez más gente opta por vivir de alquiler. La realidad es que la rentabilidad por arrendamiento es casi un 5% mayor que otras inversiones como el bono español (3,8%). Poner un inmueble en alquiler y comenzar a rentabilizarlo puede ser una gran idea.

 

Burocracia

Todo el mundo sabe que el papeleo es tedioso y engorroso. Una ventaja de realizar un contrato de alquiler, al contrario que una compraventa, es que no exige muchos documentos y supone una tramitación bastante simple. Nada de notarios, escrituras, ni hipotecas… el alquiler es mucho más sencillo, económico y rápido que todo eso.

 

Facebook Comments