¿Cómo utilizar la calculadora de cuota de hipoteca?

Las calculadoras de Fotocasa Life son muy fáciles de utilizar. Para utilizar la calculadora de cuota de hipoteca deberás incluir:

  • Tus ingresos mensuales netos, es decir, los ingresos que recibes cada mes en tu banco por tu trabajo
  • Los ingresos mensuales netos de la otra persona que pedirá la hipoteca contigo. Si pides la hipoteca solo, no será necesario que incluyas este dato

Con estos datos podremos calcular qué cuota es la que recomienda el Banco de España según tus ingresos para que pagues mensualmente.

Recuerda: esta es solamente una estimación genérica que te ayudará a hacer números. Sin embargo, la mensualidad que pagues dependerá de otros factores como otros gastos fijos que tengas, el precio de la vivienda que vas a comprar o la cantidad de ingresos que tengas.

¿Para qué sirve saber qué cuota de hipoteca debería pagar?

El Banco de España recomienda dedicar entre un 30% y un 35% de tus ingresos (o tus ingresos junto con los del cotitular) al pago de tu hipoteca.

Esto es así porque un tercio de los ingresos se deberían dedicar al pago de deudas, otro tercio al pago de otros gastos fijos y el tercer tercio a ocio y ahorro. De esta manera, se mantiene un equilibrio entre gastos y ahorros.

Con la calculadora de cuota de hipoteca de Fotocasa Life podrás tener el cálculo de este tercio que se recomienda dedicar al pago del préstamo hipotecario. 

¿Cuándo elegir una cuota de hipoteca más o menos alta?

Este porcentaje que encontrarás en la calculadora es meramente informativo, ya que dependerá de tu situación económica y personal el elegir una mensualidad más o menos alta. 

  • Podrías elegir una cuota de hipoteca más baja cuando: por ejemplo, si tienes hijos u otros préstamos (como el del coche) que tengas que pagar, este porcentaje será más bajo. pagar un tercio por tu hipoteca hará que no puedas pagar otros gastos fijos.
    • Elegir una cuota más baja hará que estés más tiempo pagando la hipoteca. Es recomendable calcular cuánto pagarás en total según la mensualidad que elijas.
  • Podrías elegir una cuota de hipoteca más alta cuando: por ejemplo, tienes un salario alto, no tienes otros préstamos vigentes, pagar más por la mensualidad no impedirá que puedas seguir pagando el resto de tus gastos fijos.
    • Elegir una mensualidad más alta hará que estés menos tiempo pagando tu hipoteca y que en total pagues menos en intereses. Pero, cuidado, una cuota demasiado alta podría desequilibrar tu economía.