La nota simple es uno de los documentos más importantes, afirma HelpMyCash, a la hora de vender un piso. En ella se detalla quién es el titular de la casa y si esta tiene o no alguna carga pendiente (como hipotecas o embargos), entre otras cosas. En general, es el comprador quien la pide porque la necesita para solicitar su hipoteca. Sin embargo, también es aconsejable que la pida el vendedor antes de publicar su piso. De este modo, evitará enfrentarse a algunos imprevistos que puedan demorar la venta de la vivienda. Pero ¿cómo se obtiene una nota simple? ¿Y cuánto cuesta? Desde el comparador financiero HelpMyCash.com responden a estas dudas frecuentes.

¿Cómo obtener la nota simple y qué precio tiene?

Existen al menos tres vías para solicitar la nota simple: podemos pedirla directamente en la web del Colegio de Registradores, podemos solicitarla en la agencia inmobiliaria que contratamos para vender nuestro piso o podemos pedírsela a un gestor.

A través de la web del Colegio de Registradores

Si la pedimos a través de la web oficial de los Registradores, el procedimiento es muy sencillo. Tendremos que acceder a su web y, a través del menú, seguir la siguiente ruta:

  1. Registros
  2. Registro de la Propiedad
  3. Nota simple de una finca
  4. Nota simple

Una vez allí, añaden los expertos de HelpMyCash, podremos elegir con qué información queremos solicitar la nota simple. Lo más habitual es hacerlo con los datos personales del titular, para lo que necesitaremos contar con el certificado electrónico. Pero si no lo tenemos, bastará con introducir la dirección exacta de la casa en el apartado “Buscar por otros datos”. Una vez hecho esto, deberemos completar cierta información personal como nuestro DNI y el motivo por el cual solicitamos la nota simple. Entre 24 y 48 horas después, recibiremos el documento en nuestro correo electrónico. El coste es de 9,02 euros.

Además, los Registradores lanzaron recientemente una aplicación para móviles desde donde también podemos pedir la nota simple de una forma más cómoda.

dónde solicitar la nota simple

Pedir la nota simple a una inmobiliaria

Si vamos a vender nuestro piso con una inmobiliaria, lo más común es que sea el asesor quien se encargue de pedirla. Para ello, solo tendremos que proporcionarle la dirección exacta del piso o los datos de la titularidad. En este sentido, es importante tener en cuenta que la mayoría de las inmobiliarias incluyen la gestión de la nota simple entre sus servicios. Por lo tanto, no podremos separar el coste de este documento del resto de los honorarios. En otras palabras, las inmobiliarias tradicionales cobrarán entre un 3% y un 5% del valor del piso en concepto de comisión y esta incluye, entre otras cosas, la solicitud de la nota simple.

Además, debemos tener en cuenta que si elegimos contratar una inmobiliaria online, debemos verificar qué gestiones están incluidas en el plan seleccionado. Desde HelpMyCash nos advierten que algunas de ellas no incluyen la solicitud de la nota simple entre sus servicios y, por lo tanto, deberemos pedirla nosotros.

Solicitar la nota simple a través de un gestor

Si elegimos pedir la nota simple a través de un gestor, deberemos proporcionarle la misma información que hemos mencionado anteriormente: la dirección exacta de la vivienda y los datos del titular. Por esta vía podría costarnos entre 20 y 30 euros. Sin embargo, debemos tener en cuenta que el gestor pedirá el documento en la página web de los Registradores. Por lo tanto, podemos ahorrar tiempo y dinero si la pedimos nosotros mismos.

En definitiva, pedir una nota simple es realmente sencillo. Existen distintas formas de solicitarla y cada una de ellas se adapta a las necesidades de cada vendedor. Sin embargo, hay una cosa en común en todas las compraventas: pedir la nota simple antes de publicar nuestro piso nos servirá para adelantarnos a cualquier problema registral que tuviera la casa. Y eso nos permitirá vender nuestro piso rápido y sin inconvenientes.