Según los últimos datos de la CNMC más de la mitad de los hogares españoles desconocen si su factura de luz o gas pertenece al mercado libre o mercado regulado. Si eres uno de ellos, Kelisto te explica las principales diferencias entre estos dos mercados y en lo que debes fijarte en tu factura para saber a cuál de ellos perteneces. Además, podrás saber qué ofrece cada uno de ellos para elegir el que más te ayude a ahorrar en tu factura.

Aunque parezca sorprendente, el 77% no conoce si su oferta de electricidad corresponde al mercado libre o al mercado regulado. En el caso del gas también el dato es bastante asombroso, ya que el 74% no sabe a qué mercado pertenece. Estas cifras se han incrementado con respecto al Panel de Hogares de la CNMC del año pasado. En ese momento, el desconocimiento en el mercado eléctrico era del 67%, mientras que en el de gas era del 72,8%. 

 

¿Cómo saber si estás en el mercado libre o regulado?

Para saber a qué mercado perteneces, solo tienes que fijarte en el encabezado de tu factura de la luz. Según el nombre de tu comercializadora podrás saber si estás en el mercado libre o el mercado regulado. A raíz de una resolución jurídicamente vinculante de la CNMC, las compañías de luz se vieron obligadas a cambiar el nombre e imagen de sus filiales que operan en el mercado regulado. Por lo tanto, las nuevas comercializadoras son:

COMERCIALIZADORA REGULADA COMERCIALIZADORA LIBRE
Baser Comercializadora de Referencia, S.A. EDP Energía, S.A.U.
Comercializador de Referencia Energético, S.L.U. CIDEC HCEnergía, S.A.
Curenergía Comercializador de Último Recurso, S.A.U. Iberdrola Clientes, S.A.U.
Energía XXI Comercializadora de Referencia, S.L. Endesa Energía, S.A.U.
Energía Ceuta XXI Comercializadora de Referencia, S.A.U. (Grupo Endesa) Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta, S.A.
Comercializadora Regulada, Gas & Power, S.A. Naturgy Iberia, S.A.
Régsiti Comercializadora Regulada, S.L.U. Repsol Comercializadora de Electricidad y Gas, S.L.U.

Fuente: CNMC

Mercado libre y mercado regulado luz

 

Comparación de los dos mercados

Además, existen otras diferencias entre el mercado libre y el mercado regulado. Básicamente, la principal diferencia entre estos dos mercados reside en el precio que vas a pagar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en los dos tipos de mercado se pagan estos dos componentes de la factura:

  • Los peajes de acceso: están fijados por el Gobierno y son una cantidad que el consumidor tiene que pagar para tener acceso a la red eléctrica.
  • Los impuestos: concretamente, el Impuesto Especial sobre la Electricidad (5,11%) y el IVA (21%)

Una vez aclarado este punto, estas son las principales diferencias entre el mercado libre y el mercado regulado:

MERCADO REGULADO MERCADO LIBRE
El precio cambia cada hora y cada día El precio lo establecen las empresas
Solo ofrece la tarifa PVPC Ofrece distintas tarifas, ofertas y servicios extra
Disponible para potencia contratada inferior a 10 kW Disponible para todo tipo de potencia contratada
Solo lo ofrecen las comercializadoras de referencia Lo ofrecen todas las comercializadoras del país
Las comercializadoras de referencia son las que ofrecen el Bono Social Estas comercializadoras no pueden ofrecer el Bono Social

Fuente: CNMC. Elaboración de Kelisto.es

 

Más diferencias entre mercado libre y regulado

La diferencia fundamental está en el precio. En el mercado regulado, la tarifa está regulada y no se pueden aplicar descuentos.

En el mercado regulado el precio varía cada hora y cada día según lo que se alcance en la subasta del pool eléctrico. Sin embargo, en el mercado libre son las propias compañías de la luz las que establecen estos precios. Además, si estás en el mercado regulado y dispones de contador inteligente, podrás leer cada hora el consumo de tu factura. Sin embargo, si tu contador no tiene telemedida, el precio que se reflejará en tu factura es el precio medio ponderado de todo el mes.

Por otro lado, el mercado regulado se caracteriza por ofrecer solamente la tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), que está disponible en las comercializadoras de referencia. Este precio está establecido por el Estado y se caracteriza por ser diferente para cada hora del día. 

Otra de las diferencias entre el mercado regulado y el mercado libre es que el primero es el que ofrece el Bono Social, con el que los hogares más vulnerables pueden conseguir descuentos en el pago de sus facturas. Además, los clientes del mercado regulado deben tener una potencia contratada inferior a 10 kW, mientras que en el mercado libre no hay un límite de consumo.

Después de conocer las principales diferencias entre el mercado libre y el regulado, ¿eres capaz de saber a qué tipo de mercado pertenece tu tarifa? Si crees que, dentro del mercado libre, estás pagando demasiado por tu consumo, con el comparador de energía de Kelisto podrás conocer todas las ofertas que tienen disponibles las distintas compañías para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.