El 75% de los españoles considera que la cocina inteligente –sencilla, saludable, eficaz y divertida– contribuye a su bienestar, de la misma manera que 3 de cada 4 manifiestan su deseo de llevar una vida más inteligente en los próximos 2 años. Estas son algunas de las conclusiones extraídas del estudio ¿Qué concepción tienen los españoles del concepto “Smart”?, realizado por el Instituto Internacional AstraRicerche, para AMC, empresa líder en sistemas de cocción de acero inoxidable de alta calidad. El estudio, realizado en España en marzo de 2021 a más de 1000 personas de entre 18 y 65 años, se centra en conocer qué concepción tienen los españoles de lo «inteligente» y cuáles son sus prioridades tanto en la vida como en sus hogares y a la hora de cocinar.

Según refleja el estudio, en lo referente a llevar una «vida inteligente», la mayoría de los españoles considera que la positividad, el bienestar físico y disfrutar del proceso son las características esenciales que forman un fuerte pilar que va más allá del concepto puramente tecnológico. Para una de cada dos personas, la «vida inteligente» implica encontrar un buen equilibrio entre las cosas que tienen que hacer y las que quieren hacer (51,9 %); para más del 40 % de los encuestados, la «vida inteligente» significa obtener resultados de mayor calidad en cualquier ámbito de la vida y hacerlo todo con buen humor, con un enfoque positivo.

No obstante, solo el 38,6 % de los encuestados considera que su vida es actualmente inteligente, a pesar de que el porcentaje varía en los diferentes grupos de edad: los jóvenes españoles consideran que su vida es inteligente con más frecuencia que los mayores (un 48 % entre el grupo de edad de 18-24 años frente a un 28 % entre el grupo de edad de 55-65 años). Dicho esto, es evidente el gran interés por llevar un modo de vida inteligente en el futuro próximo, con el bienestar en primer plano. Nada menos que el 74,5 % de los encuestados afirma que le gustaría que su vida fuera más «inteligente» en 1-2 años.

En cuanto a los hábitos alimentarios y a lo que constituye la «comida inteligente» y la «cocción inteligente», los productos tecnológicos están a la cabeza: más del 66 % de los españoles consideran estas herramientas extremadamente útiles para que la cocina sea «inteligente» y para poder cocinar de forma saludable. De hecho, la importancia de la salud y el bienestar es considerable en España (3 de cada 4 encuestados la califican de muy importante), y la calidad de la comida también ocupa un lugar destacado. De hecho, cuando se les pregunta por la importancia de las características de los ingredientes, los españoles afirman que los ingredientes sin riesgo son esenciales (53,4 %), así como la abundancia de nutrientes esenciales (46,9 %), mientras que el sabor y el gusto ocupan el tercer lugar (43,3 %), lo que demuestra que la salud prevalece sobre el hedonismo para los consumidores españoles.

Sin embargo, en España cocinar no es solo una cuestión de comida, sino que se percibe como una experiencia que debería ser alegre y divertida, a la vez que eficiente, sostenible, rápida y que permita ahorrar tiempo. Casi el 75 % de las personas quiere cocinar de forma más sencilla y suave, mientras que el 68 % considera que el buen humor y la diversión son importantes a la hora de cocinar. Estos resultados ponen de manifiesto la fuerte relación entre la importancia del bienestar físico y mental y la cocina, no solo en términos de la calidad de la comida, sino también en términos de la experiencia y la comodidad. De hecho, en cuanto a las prioridades vitales, para un 59,6 % de los españoles, el bienestar físico es lo más importante (cifra que aumenta entre las personas entre 55 y 65 años) seguido por el bienestar económico (55,2%) y el bienestar mental (40%), según refleja el estudio.

Más de dos tercios de los encuestados respondieron de forma positiva a la idea de que la «cocina inteligente» implica cocinar de manera sencilla, rápida y cómoda, a la vez que eficaz, que dé rienda suelta a la imaginación, con las herramientas adecuadas para obtener recetas sabrosas, ligeras y saludables, con pocos recursos (desde el agua hasta la energía) y sin desperdicios. Significa sacar el máximo provecho –para ti, para los comensales, para el medioambiente– con el mínimo esfuerzo.

Con una alta frecuencia personal para cocinar (el 59,2 % de la muestra cocina todos los días), las fuentes de inspiración son un tema destacado: las recetas compartidas previamente por familiares o amigos (el 55,3 %) encabezan la clasificación, y esta forma tradicional de inspirarse está estrechamente acompañada por aplicaciones/páginas web dedicadas a la cocina (el 35,8 %) y los textos o consejos de especialistas y chefs con casi un 33 %.

Como líder en sistemas de cocción de alta calidad y promotor de la «vida inteligente», AMC se ha propuesto llevar a cabo una investigación paneuropea en los principales mercados europeos (España, Italia y Alemania) y revelar las percepciones, los comportamientos, los valores y las expectativas que están evolucionando en las sociedades en torno al concepto de lo «inteligente». Tras finalizar la investigación, AMC ha descubierto con satisfacción que se confirma que el desarrollo de la marca está de acuerdo con las necesidades de los consumidores. Tal y como muestran claramente los datos, la sociedad española está enviando fuertes señales de desear avanzar en una «dirección inteligente», cuyos elementos –bienestar y salud, eficiencia, calidad y diversión– son más accesibles con la ayuda de sistemas de cocina inteligentes con un gran potencial de llevar una «vida inteligente».

El «estilo de vida inteligente» abarca diferentes áreas: sostenibilidad, salud, bienestar físico y económico, simplicidad o eficiencia, características adoptadas por completo por AMC y su renovado sistema de cocción inteligente prémium diseñado en torno a estos objetivos. El sistema de cocina prémium de AMC garantiza, a través de su método de cocción único, la temperatura y el control del tiempo ideales a fin de conservar los nutrientes, ahorrar tiempo y brindar una experiencia de cocina saludable y sabrosa, una cocina «simplemente inteligente».