Las restricciones de movilidad provocadas por la pandemia han hecho que la vivienda haya tomado un protagonismo nunca antes visto. De hecho, el comportamiento de los ciudadanos respecto a su casa ha cambiado por completo en muchos ámbitos.

Ahora estamos más dispuestos a invertir en ella, ya sea para irnos a vivir a un hogar mejor, que sea más grande y que disponga de espacios exteriores o, en su defecto, para rehabilitar nuestra casa actual. 

Consciente de la importancia que tiene la vivienda en España, de la necesidad que hay de crear inmuebles más sostenibles y de que hay que mejorar la calidad de vida de los Españoles, el Gobierno cuenta en la actualidad con varias ayudas destinadas a tales fines.

¿Qué ayudas ofrece el Gobierno para la rehabilitación de viviendas?

Actualmente, el Gobierno español cuenta con dos líneas principales de ayudas destinadas a incentivar la rehabilitación de viviendas:

  • El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, prorrogado hasta 2022 por la crisis de la Covid-19.
  • El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, en el marco de los fondos de ayuda europeos.

El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 se divide en dos tipos de ayuda:

  • La mejora en la eficiencia energética.
  • La conservación y la accesibilidad de las viviendas.

Dentro de las ayudas destinadas a la conservación y accesibilidad de las viviendas, se encuentran todas aquellas cuya finalidad sea la de mejorar la habitabilidad de los edificios y adecuarla a los principios de buena construcción. Eso, siempre que las construcciones sean anteriores a 1996. 

Entre estas mejoras de habitabilidad y adecuación, se encuentran la instalación de ascensores, rampas de acceso y plataformas salvaescaleras para personas con movilidad reducida.

¿Qué ayudas ofrece el Gobierno para instalar ascensores?

Ya hemos visto que las ayudas que ofrece el Gobierno para instalar ascensores se enmarcan dentro del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, destinadas a la conservación y accesibilidad de los inmuebles. Entre ellas, se encuentra la instalación de ascensores.

Para ello, el Gobierno abonará, como máximo, un total de 8.000 euros por vivienda. Sin embargo, esta cantidad no podrá superar el 40% del coste total de la instalación, es decir, si el coste total de la obra es de 10.000 euros, el Ejecutivo abonará 4.000.

Hay dos excepciones, en cuyo caso el estado abonará hasta el 75% del coste de la obra (eso es 7.500 euros si esta cuesta 10.000):

  • Que en la vivienda resida una persona con discapacidad (el estado pagará hasta 14.000 euros) o discapacidad especial (el estado pagará hasta 17.000 euros).
  • Que los ingresos de la unidad familiar sean inferiores a tres veces el IPREM, es decir, no superen los 20.336,4 euros al año (el estado puede llegar a pagar hasta 15.000 euros).

A las viviendas declaradas Bienes de Interés Cultural a esta subvención se le sumarán 1.000 euros, por lo que la ayuda ascenderá a los 9.000 euros.

¿Qué requisitos generales deben cumplir las viviendas para poder acceder a las ayudas para instalar ascensores?

Las subvenciones están destinadas a todas las viviendas, tanto unifamiliares como residenciales colectivas (edificios de pisos), cuya construcción sea anterior a 1996. Sin embargo, las Comunidades Autónomas podrán conceder ayudas para poner ascensores a viviendas más nuevas, si está justificado.

Las viviendas que lo soliciten deberán aportar un informe técnico que acredite la necesidad de instalar un ascensor, el proyecto de las obras que se deberían realizar y un presupuesto de las obras, que no puede superar el precio medio de mercado.

Una vez que el Gobierno haya concedido la ayuda, la instalación del ascensor se deberá llevar a cabo en un plazo máximo de dos años. 

En el supuesto que el ascensor deba instalarse en una vivienda unifamiliar, esta tiene que aparecer como domicilio habitual y permanente de sus propietarios o inquilinos.

En el supuesto de que deba instalarse en un edificio de vecinos, como mínimo el 50% de los pisos deben aparecer como domicilio habitual de sus propietarios o inquilinos. Asimismo, la comunidad de propietarios debe estar de acuerdo con las obras.

Ya sabemos qué viviendas pueden acceder a estas ayudas para instalar un ascensor. Sin embargo, debemos tener en cuenta que para su concesión será necesaria una convocatoria pública de las respectivas Comunidades Autónomas.