18 junio 2018

Si quieres realizar algunas modificaciones en una vivienda, ya sea para disfrutar de unas condiciones de habitabilidad y comodidades óptimas o revalorizarla y venderla, la reforma (integral o parcial) es, sin duda, la iniciativa que debes tomar. Sus acciones, por otro lado, tendrán que venir precedidas, para asegurar el éxito de la operación, de lo que conocemos como un proyecto de reforma.

A continuación, te informamos tanto de la necesidad como de las características de estos documentos, imprescindibles a la hora de llevar a cabo obras en una vivienda.

 

Un ejercicio de planificación

En primer lugar, has de tener en cuenta que, por pequeña que te pueda parecer, cualquier reforma requiere ser comunicada a las autoridades competentes correspondientes (municipales, en este caso). De esta manera, evitarás los problemas que puedan surgir a la hora de cumplir con las leyes, y los vecinos u otros conciudadanos no te podrán denunciar.

Por lo tanto, vale la pena que contactes con un arquitecto o un equipo de arquitectura que te pueda aconsejar respecto a la consecución de las licencias oportunas. Ellos se encargarán de redactarlas, presentarlas en los plazos precisos y con los requisitos necesarios. Así no incurrirás en defectos de tiempo y forma.

Obtener estos permisos, por otro lado, no resulta tan caro ni complicado como la gente piensa, siempre que los dejes en manos de los profesionales. Tenerlos colgados de tu obra por cuenta propia, además, asegura el conocimiento por parte de los vecinos de que estás haciendo las cosas conforme a la legalidad.

A grandes rasgos, el proyecto básico de los arquitectos, que contiene los trabajos a realizar para culminar la reforma, permitirá que los técnicos municipales, una vez comprobado su encaje con las normativas pertinentes, concedan la licencia de obras en cuestión.

Finalmente, el proyecto de ejecución ampliará y concretará más detalles de la reforma de las instalaciones, los cuales han de concordar con lo presentado en el básico. Asimismo, tendrá que ser aprobado por los responsables del Ayuntamiento.

 

 

Comparte tu iniciativa con quienes pueden mejorarla

Aparte de evitar sanciones importantes, recurrir a especialistas de la arquitectura para la realización del proyecto enriquecerá, sin duda, la funcionalidad y estética de la reforma.

De la misma forma que los expertos en las reformas hacen que estas encajen en la legalidad, también van a posibilitar que se adapten a tus necesidades concretas y al presupuesto del que dispones. Por lo tanto, los proyectos de reforma te dan la oportunidad de personalizar al máximo los espacios de la vivienda o del local para otros fines (comerciales, industriales…), en cuanto a su distribución, su decoración y otras condiciones.

Los despachos que se encargan de las reformas cuentan con una composición muy diversa, ya que están formados, entre otros profesionales, por arquitectos, interioristas o aparejadores. Pondrán todos sus conocimientos en común para dar sentido a un concepto de reforma global, es decir, que tenga en cuenta todos sus aspectos.

En definitiva, recuerda que es imprescindible que cuentes con un proyecto de reforma diseñado por especialistas en estos trabajos.

Facebook Comments