Prevenir, la mejor arma contra los robos en casa

Los desfiles de pasos y cofradías, las torrijas, el potaje y los interminables atascos son típicos de la Semana Santa en España, pero cada año, las oleadas de robos en viviendas se van abriendo hueco como elemento característico de ésta época del año. El año pasado, las denuncias por robos en viviendas durante la Semana Santa se multiplicaron por 7 en la región de Madrid.  Policías y cerrajeros no daban a abasto ante el aluvión de robos. Con el objetivo de que estas alarmantes cifras no se vuelvan a repetir esta Semana Santa, presentamos una serie de consejos para proteger nuestra vivienda durante las vacaciones:

1. No olvidar nunca echar la llave

Puede resultar un consejo obvio, pero por prisas o simplemente por un descuido, muchos inquilinos se olvidan de echar la llave cuando salen de la vivienda, un hecho que permite a los intrusos acceder a la vivienda vacía con suma facilidad.

2. No dejar indicios de nuestra de ausencia

Persianas completamente bajadas, buzón lleno de correspondencia… indican nuestra ausencia y hacen las veces de “alfombra roja” para que los asaltantes se decidan por nuestra vivienda.

3. Discreción sobre nuestras vacaciones

De la misma manera que no debemos dejar indicios físicos de nuestra ausencia, tampoco debemos alardear de nuestras próximas vacaciones en el barrio o mediante las redes sociales. Esta información es utilizada por las bandas de asaltantes para fijar sus objetivos.

4. Prestar atención a posibles señales en la puerta

Tal y como advirtió Policía Nacional a través de su cuenta de Twitter, los ladrones marcan sus objetivos vaselina en las mirillas o colocando pequeñas láminas de plástico en la puerta, de esta manera saben que los inquilinos se ausentan de la vivienda. Si encontramos alguna de estas señales, debemos llamar de inmediato a la Policía.

5. Renovar las cerraduras obsoletas

La Unión de Cerrajeros de Seguridad (UCES) estima que el 80% de las cerraduras instaladas en las viviendas españolas están obsoletas y son vulnerables frente a las nuevas técnicas de robo en hogares. “Una cerradura no es para siempre”, eso sólo es válido para los diamantes… de la misma forma que cada “x” años cambiamos de colchón o de electrodomésticos, también debemos renovar las cerraduras de nuestro hogar adaptándonos a los nuevos tiempos. Una cerradura de más de 25 años difícilmente ofrecerá altos niveles de seguridad.

6. Instalar un sistema de seguridad en la vivienda

Hasta la fecha, las alarmas son el sistema de seguridad más extendido en los hogares españoles, pero cada día más vecinos apuestan por sistemas de cámaras de vigilancia para protegerla. Las nuevas soluciones permiten ver qué sucede en el interior en tiempo real desde nuestro teléfono inteligente, escuchar e incluso comunicarnos a través de las cámaras. La instalación de un sistema de seguridad en el hogar, por muy básico que sea, puede marcar la diferencia para que los intrusos decidan asaltan una vivienda u otra.

COMENTARIOS