Desde hace unos días el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) está en boca de todo inquilino. Si no tienes claro de qué se trata, si no sabes si tienes que pagarlo o no, hoy te resolvemos todas tus dudas.

¿Qué es el ITP?

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales es un gravamen que afecta a las operaciones en las que existe el pago de un precio de bienes a cambio de derechos sobre el patrimonio de personas físicas o jurídicas. En este sentido, al alquilar un inmueble, el inquilino asume el derecho a usarlo y el deber de pagar por él. Este es el motivo por el que el alquiler está sujeto al pago del ITP.

¿Quién tiene que pagarlo?

Es obligación del inquilino el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Sin embargo, aunque su liquidación es obligatoria, es un impuesto muy desconocido y que hasta el momento no estaba siendo reclamado por las Comunidades Autónomas, responsables de su cobro.

Aunque la manera en que se puede liquidar esté algo olvidada, no es excusa; el inquilino tiene que cumplir con sus obligaciones fiscales, y esta es una de ellas.

¿Cómo y cuándo tengo que pagarlo?

Edificios, viviendas, pisos

El ITP tiene que pagarse al formalizar el contrato de arrendamiento, en el plazo de 30 días desde la firma. Para hacerlo, el inquilino tendrá que liquidar el modelo fiscal correspondiente en el organismo correspondiente o comprar el papel timbrado necesario para su pago.

El ITP en el alquiler no supone un desembolso muy elevado para el inquilino, sino que según los cálculos ronda el 5% de la renta anual.

¿Por qué está de actualidad?

Aunque los profesionales hemos informado en todo momento de la obligación del inquilino de pagar el ITP, las administraciones públicas nunca habían hecho demasiado hincapié en su cobro. Sin embargo, desde hace unos meses algunas comunidades como Madrid, Asturias, Cataluña o Andalucía han empezado a reclamarlo con carácter retroactivo y con intereses de demora.

Especialmente, las reclamaciones llevadas a cabo en la Comunidad de Madrid han sacado del olvido el ITP en el alquiler. La administración ha comenzado a enviar cartas a todos los inquilinos que en su día se olvidaron de cumplir con esta obligación fiscal, así que no te sorprendas si en tu buzón aparece un requerimiento de pago firmada por el gobierno de tu comunidad autónoma.