¿Cómo cuidar del garaje de una comunidad de propietarios?

Prevent Security Systems
Prevent Security Systems

Después de nuestra casa, nuestro coche suele ser nuestra propiedad más valiosa, sin embargo, los garajes en España son los grandes olvidados en las comunidades de propietarios en materia de mantenimiento, limpieza, normas de convivencia o seguridad.

Por eso, a continuación, os damos las claves para mantener el garaje de una comunidad de propietarios en perfecto estado.

Labores de mantenimiento y limpieza del garaje de una comunidad de vecinos

El garaje es una de las zonas que más se ensucia ya que los vehículos pueden expulsar gotas de aceite y grasa y los tubos de escape ocasionan humos. Además, especialmente en esta época del año pueden producirse filtraciones y hay más riesgo de humedades.

Por eso es necesario realizar limpieza y labores de mantenimiento periódicas del garaje de la propiedad. Para ello en primer lugar se necesita que los vecinos retiren todos sus vehículos, por lo que habrá que acordar una fecha en una reunión de la comunidad de propietarios y avisar con antelación.

A continuación analizamos algunas de las labores para el mantenimiento y la limpieza que se deberán realizar periódicamente en el garaje comunitario.

1.- Mantenimiento de la puerta del garaje comunitario

Esto es importante y no sólo para evitar molestas situaciones en las que la falta de mantenimiento de la puerta del garaje haga que el automatismo no funcione al utilizar el mando.

Una puerta de garaje que no haya sido revisada en mucho tiempo puede causar un accidente tanto a los usuarios del garaje como a terceros que transitan la calle.

La responsabilidad de que la puerta del garaje de una comunidad de propietarios esté en correcto estado no es sólo del presidente o del Administrador de Fincas, todos los vecinos deben hacer un uso correcto de la puerta, y nadie que no sea experto deberá manipular el sistema. Además, cualquier propietario o inquilino podrá exigir que se realice un mantenimiento adecuado de la puerta de su garaje.

2.- Limpiar el suelo del garaje eliminando manchas de aceite y grasa

Estas manchas son muy persistentes y para eliminarlas será necesario usar productos con fuertes químicos, con los que no debemos entrar en contacto directo.

Para limpiar el suelo hay que aspirar y barrer eliminando todo el polvo y después realizar un fregado industrial. El suelo del garaje es muy poroso y absorbe la suciedad y la humedad, por eso es conveniente pulirlo.

3.- Limpiar las paredes y techos del garaje

Después del suelo las zonas más propensas a acumular suciedad serán las paredes y el techo, por las emanaciones de gases de los tubos de escape de los vehículos. Para eliminar estos residuos será necesario un proceso de higienización.

4.- Limpiar las rejillas y conductos de ventilación del garaje

Las plazas de garaje son espacios muy cerrados sin apenas ventilación, por lo que es necesario limpiar las rejillas y conductos cada cierto tiempo, para evitar la acumulación de gases perjudiciales para la salud de sus usuarios.

5.- Pintar el garaje de la comunidad de propietarios

Cada cierto tiempo será necesario pintar el garaje, y no solo para conservar su buen aspecto, también para que se puedan ver con nitidez las marcas viales e indicaciones necesarias para circular.

Normativa y convivencia: ¿Cuáles son las actividades prohibidas en el garaje de una comunidad de propietarios?

Aunque las plazas de garaje sean elementos privativos, el resto del garaje y sus instalaciones y servicios son comunes, por lo que debemos compartir su uso con el resto de los vecinos.

Para garantizar la buena convivencia entre los usuarios del garaje, existen una serie de normas, establecidas por la Ley de Propiedad Horizontal y por el Reglamento de Régimen interno de la comunidad de propietarios.

A continuación, planteamos algunas de las situaciones conflictivas que se producen con mayor frecuencia, para resolver las dudas que suelen surgir.

1.- ¿Puedo aparcar dos vehículos en la misma plaza de garaje?

Algunos propietarios aparcan su coche y su moto en la misma plaza de garaje. Para saber si esta práctica está permitida habrá que tener en cuenta las normas de régimen interno y lo que se disponga la licencia municipal del garaje, si esta especifica un aforo máximo de vehículos.

Otra cosa que debemos tener en cuenta es si el seguro del garaje cubre las plazas o menciona un máximo de vehículos, si se concreta un número de vehículos y en el momento en el que se produzca un siniestro en el garaje hay más vehículos de los permitidos, la indemnización que del seguro será menor.

2.- ¿Puedo almacenar enseres en mi plaza de garaje?

Aunque la función de la plaza de garaje sea únicamente guardar vehículos a motor, hay juristas que consideran que, si ninguna norma lo prohíbe expresamente, al tratarse de una propiedad privada, cada propietario podrá guardar en su plaza de garaje lo que quiera, mientras no se trate de productos inflamables, ni invadan zonas comunes en comunidades de propietarios o molesten a otros vecinos.

Sin embargo, al estarse modificando el uso del espacio, si hay un incidente el seguro va a exigir responsabilidades y podrá denegar las indemnizaciones.

3.- ¿Puedo instalar un soporte para bicicletas o un cepo en mi plaza de garaje?

El uso de la plaza de garaje es privativo por lo que podremos instalar un cepo en el suelo o un soporte para bicicletas en el suelo o las paredes de la plaza del garaje, mientras estos no afecten a la seguridad, exceda de los límites de la plaza o impidan el acceso o maniobra de otros usuarios.

Para instalar estos elementos no será necesario obtener la aprobación por parte de la comunidad de propietarios, pero sí es conveniente avisar al presidente.

4.- ¿Puedo aparcar fuera de los límites de mi plaza de garaje?

Da igual que sea porque el nuevo vehículo de un propietario sea más grande o porque el conductor no sea capaz de aparcar bien el coche. El vehículo aparcado nunca podrá sobrepasar las líneas de su plaza del garaje.

Para el cumplimiento de esta norma tampoco influirá si el coche mal aparcado invade una zona de paso o maniobra o si, por el contrario, el propietario está seguro de que su coche no molesta al resto de los usuarios.

Tampoco podremos ocupar una plaza de garaje que no es la nuestra, aunque sepamos a ciencia cierta que el vecino no va a estar, ni, aunque sólo sea un momento, ya que si lo hacemos estaremos cometiendo un delito contra la propiedad.

5.- ¿Puedo lavar el coche en el interior del garaje de mi comunidad de propietarios?

No podemos lavar nuestro coche en nuestra plaza de garaje, ya que al hacerlo salpicaremos a otros coches y mancharemos las paredes y el suelo, además abusaremos de los recursos de electricidad y agua de la comunidad de propietarios. Incluso, nos pueden multar en nuestro propio garaje por ello.

Esta actividad también está prohibida en la vía pública, la policía local nos puede sancionar si nos pilla limpiando nuestro coche en la calle.

 

¿Cómo cuidar del garaje de una comunidad de propietarios? img657

Consejos para mejorar la seguridad del garaje en una Comunidad de Propietarios:

Tendemos a pensar que nuestro coche estará a salvo solo por estar aparcado en el garaje de la comunidad de propietarios, sin embargo, esto no siempre es así.  En los últimos tiempos han aumentado los robos de vehículos o piezas de estos para el mercado negro.

Además, la seguridad del garaje no será solo importante para los propietarios de vehículos. En muchas ocasiones la entrada al garaje es uno de los puntos más vulnerables en una comunidad de propietarios, por el que los ladrones podrán acceder a la zona de viviendas o a los trasteros.

Analizamos algunas medidas que podemos tomar para proteger el garaje de una comunidad de propietarios de la entrada de intrusos.

1.- Controlar todos los accesos al garaje mediante dispositivos de alta seguridad

Para acceder a un garaje de cualquier comunidad hará falta usar un dispositivo, pero no todos son igual de seguros. Las llaves magnéticas no ofrecen una gran garantía de seguridad ya que se utiliza una misma llave para entrar al garaje; los mandos convencionales, aunque sean más seguros, pueden ser copiados. Para entrañar un suficiente nivel de seguridad, los dispositivos para el Sistema de Control de Accesos deberán estar personalizados y cifrados.

Muchas comunidades invierten en la seguridad del acceso de vehículos, pero olvidan proteger los accesos peatonales al garaje, que pueden estar conectados con la zona de trasteros o viviendas. Para proteger estas entradas de los intrusos se puede utilizar un sistema de control de accesos con dispositivos de proximidad.

2.- Utilizar dispositivos personalizados y que se puedan gestionar en remoto

Uno de los mayores problemas de seguridad en las zonas de acceso a las comunidades de propietarios, como el garaje, es que la comunidad no lleva un control de las copias que se realizan de las llaves o los mandos y, con el tiempo, se producen pérdidas o robos de algunos de estos dispositivos, o rotación de los inquilinos o empleados, de tal modo que cualquier persona ajena a la comunidad podría acceder.

Si los dispositivos para el control de accesos son personalizados y cifrados y se pueden dar de baja en remoto, la comunidad podrá asegurarse de que solo acceden las personas autorizadas.

3.- Contar con una buena iluminación en el garaje

Aunque no sea una medida de seguridad como tal, tener la zona bien iluminada tendrá un gran efecto disuasorio para los ladrones. Una solución que nos puede ayudar a ahorrar en la factura de la luz y además mantener el garaje bien iluminado y disuadir a los intrusos son los sistemas de iluminación con sensor de movimiento o presencia.

4.- Esperar siempre a que se cierre la puerta del garaje

Algunos robos o intrusiones en los garajes no se producen por falta de medidas de seguridad sino por descuido de los propios usuarios del garaje; y es que salir o entrar en nuestro vehículo con prisas, sin esperar a que se cierre la puerta, puede dar lugar a que un intruso se cuele justo detrás de nosotros.

Para evitar este problema se puede contar con un sistema anti-passback, que registra todas las entradas y salidas de los usuarios, impidiéndoles salir si no han presentado su dispositivo a la entrada y viceversa.

5.- Contratar sistemas de videovigilancia

Las cámaras de videovigilancia son el sistema disuasorio por excelencia, además de evitar que se cuelen intrusos a cometer delitos, también harán que los propietarios y usuarios del garaje no tengan comportamientos incívicos.

Además, si se produjera un daño intencionado o accidental a alguno de los vehículos, las grabaciones de las cámaras podrán servir como prueba para esclarecer los hechos.

¿Cómo cuidar del garaje de una comunidad de propietarios? img799

Comentarios