Cómo ahorrar en la factura de la luz realizando un consumo eficiente

Fotocasa
Fotocasa Fotocasa Life - Actualidad, inspiración y cultura inmobiliaria

Las subidas del precio de la luz, el cambio de la factura eléctrica o pasar más tiempo en casa son solo algunos de los motivos que nos pueden llevar a realizar un mayor consumo energético en el hogar. Esto implica un mayor desembolso económico para las familias pero, también, un mayor gasto de recursos. Cada día somos más conscientes de la importancia de consumir de manera eficiente, cuidar el planeta y adquirir un estilo de vida más sostenible.

El consumo energético medio en el hogar

Uno de los factores que incrementa el consumo de energía en los inmuebles es el aislamiento de los edificios -se puede perder hasta un 30% de energía en una vivienda mal aislada térmicamente-. Según el Consejo para Edificación Sostenible en España, los inmuebles son los responsables del 40% de consumo de energía y provocan más de un tercio de las emisiones CO₂. En total, se estima que un 97% de los edificios son ineficaces para afrontar el reto del cambio climático. La eficiencia energética es un factor cada vez más relevante en la compraventa de vivienda.

Por esta razón, el 50% del gasto de energía en los hogares está generado por la calefacción y el aire acondicionado. La climatización de la vivienda consume de media unos 5.300 kWh anuales.

En segunda posición nos encontramos el gasto que generan los electrodomésticos y el agua caliente, ambos consumen de media en torno a los 1.900 kWh. Por último, la iluminación con unos 400 hWh anuales.

Mejorar estos consumos está en nuestra mano y basta con tomar conciencia y llevar a la práctica una serie de buenos hábitos.

Consejos para un consumo de luz eficiente

Consumo luz

Mejorar los sistemas de aislamiento

Un estudio de la Escuela Técnica Superior de Edificación de la Universidad Politécnica de Madrid afirma que los sistemas de aislamiento térmico exterior (SATE) reducen hasta un 57% la pérdida de energía de los inmuebles.

Con el nuevo programa del Gobierno denominado «Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española» y destinado a diferentes programas de rehabilitación de edificios, con el foco en la eficiencia energética, los propietarios podrán beneficiarse de ayudas que van desde el 35% al 100% del coste de la obra de mejora del edificio.

Revisar el estado de los equipos

Un aparato en mal estado consume más energía. Mantener todos los equipos en el estado óptimo de su rendimiento es indispensables para no consumir más recursos de los necesarios. Basta con seguir las especificaciones de los fabricantes y llevar a cabo los mantenimientos puntualmente.

En el caso de ser necesario un cambio, buscar siempre aquellos que cuenten con la etiqueta energética A+++, que suponen un consumo eléctrico mucho menor.

Ahorra en la factura al contratar la potencia adecuada

Es importante revisar que la potencia contratada en el hogar se adecúa a las necesidades y consumos.

  • Si es menor, saltarán los plomos y habrá cortes de luz.
  • Si es mayor, se pagará más.

Para comprobar que la potencia es la óptima se deben analizar los consumos anteriores -último año-, para revisar cuál ha sido el consumo máximo y si se adecúa al contratado. Por ejemplo, si se tiene una potencia contratada de 5,5 kWh pero el máximo alcanzado en el último año ha sido de 4,40 kWh, tendremos contratado 1,1 kWh de más. Esto se traduce en un ahorro de más de 100 euros anuales, según datos de Selectra.

Algunas compañías eléctricas disponen de calculadoras de potencia que ayudan a calcular la potencia eléctrica recomendada en función del consumo.

Controlar los horarios de consumo de la luz

Con la entrada en vigor de la nueva factura eléctrica el 1 de junio, el Gobierno pretende potenciar el consumo eficiente y apremiar el ahorro. Para ello, puso en marcha la discriminación horaria que favorece los horarios de menos consumo, abaratando los costes en estos tramos, que se quedarían repartidos de la siguiente manera:

  • Punta: de 10h a 14h y de 18h a 22h de lunes a viernes.
  • Llano: de 8h a 10h, de 14h a 18h y de 22h a 24h de lunes a viernes.
  • Valle: de 00h a 8h de lunes a viernes, fines de semanas y festivos nacionales.

Programar los electrodomésticos para ser utilizados en horario valle o llano -lavadora, lavavajillas, secadora, calentador de agua, etc.- puede ser una gran ayuda en la reducción del consumo. Si los aparatos no tienen esta opción, en los enchufes se pueden instalar programadores.

No hay que olvidarse de apagar los aparatos eléctricos cuando no se están utilizando y evitar el stand by o consumo silencioso -ordenadores, televisión, microondas, wifi, etc.-.

Ventilación eficiente

En el último año la ventilación es una parte fundamental del día a día en hogares, oficinas, comercios y cualquier tipo de establecimientos. Para adecuar ventilación y consumo, se deben ventilar los espacios en los horarios de menor gasto energético, evitando así la pérdida de calor o frío. Recuerda que la climatización consume el 50% de energía del hogar.

Aprovechar la primera hora del día para ventilar -cuando los sistemas de climatización están apagados- y el resto de la jornada abre las ventanas en periodos cortos, pero aumentando la frecuencia. De esta manera, el aire se regenera pero no perdemos energía en exceso.

Iluminación eficiente

La opción número uno para iluminar el hogar es aprovechar la luz natural. Cuando no se pueda, utilizar luces LED y de bajo consumo que tienen una mayor vida útil y un consumo menor que las bombillas tradicionales.

Comentarios