El sector de las reformas se ha disparado en estas fechas por la necesidad de adaptar nuestras  viviendas a los nuevos retos que el Covid nos está trayendo.

Las nuevas necesidades de contar con espacios multifuncionales para poder teletrabajar en una vivienda más adaptada a esta nueva situación. Una zona delimitada para poder teletrabajar y que nos permita a  su vez, reconvertirla en otros espacios  mediante muebles modulares es una buena opción.

Muchas personas han valorado la posibilidad de trasladarse a vivir a zonas menos urbanas y con menos concentración de población. Ello conlleva plantearse vender o alquilar la vivienda actual sin perderle rendimiento. Lo que habitualmente se renueva son los baños y la cocina.  Según recientes estudios del sector inmobiliario, está demostrado que una vivienda reformada aumenta hasta casi un 30% más su valor en alquiler, y hasta un 20% más su valor en compra. Es más rápido vender o alquilar una propiedad que ya viene reformada, puesto que es un estrés menos para el nuevo inquilino o propietario. Realizar reformas en casa es uno de los quebraderos de cabeza que más pueden tener los usuarios, es por ello que a menudo recurren a profesionales del sector que les gestionen todo el proyecto hasta su finalización como ART Interior. 

Los baños y las cocinas son los espacios que mayormente se reforman

cocina reformada

Proyecto Cerignola: cocina después de la reforma integral por ART Interior

Los clientes que deciden reformar la vivienda para su venta o alquiler,  suelen priorizar la reforma de baños y cocina.

El blanco y las tonalidades neutras siguen siendo tendencia en las reformas de las cocinas. Aportan mucha luz, dan amplitud a la estancia y además es un color atemporal y que siempre está de moda.  Cada año si queremos actualizarla, podemos recurrir a cambiar los textiles y los elementos  decorativos.

Los baños también suelen ser una parte de la vivienda que se decide reformar con frecuencia. Optar por tonos tierra y cerámicas que recuerdan los tonos de la naturaleza  aportan calidez  y modernidad a la estancia. Debemos recordar que el baño es una de las estancias que más utilizamos al día y que por ello vale la pena invertir en su reforma. Antes, los baños  solo se revestían con azulejos.  Actualmente, los revestimientos  vinílicos  han cogido mucho interés por parte de los usuarios y han dejado de ser una tendencia para ser una buena opción.

Las reformas son garantías de rentabilizar mejor el valor del inmueble

Muchos  usuarios también suelen pedir hacer un restyling de paredes,  suelo y pintura. Actualizar las paredes con revestimientos de madera o papel pintado de todos florales o geométricos es muy cool. Las opciones para el suelo son infinitas: porcelánicos, parquets, microcemento, … Todos dirigidos para aportar un aire renovado y de modernidad a nuestro inmueble. Es importante tener en cuenta al escoger los materiales `para la reforma del suelo que sean prácticos y fáciles de mantener  limpios y como nuevos. Para completar la reforma cambiar las ventanas y las puertas es un plus. Hará que la vivienda que queremos  vender o alquilar luzca totalmente nueva y lista para ser estrenada por sus nuevos inquilinos.  Este cambio también aportará un mejor rendimiento acústico y climático, contribuyendo así al ahorro en climatización de la vivienda.

Todos estos cambios son una garantía a la hora de rentabilizar más el valor de nuestro inmueble. Nos ayudarán a poder venderlo o alquilarlo de forma más ágil frente al resto de inmuebles que en ese mismo momento están en el mercado inmobiliario.  Reformar una vivienda conlleva un gasto importante y una inversión de tiempo que en muchas ocasiones los futuros compradores o inquilinos de nuestra vivienda no pueden permitirse. Por ello, tomar la decisión de hacerlo nosotros nos ayudará en un futuro a ganarle más valor a nuestro inmueble en todos los sentidos.

salón comedor después de reforma

Proyecto Cerignola: Salón comedor después de la reforma integral por parte de ART Interior