Seguramente llevabas un tiempo pensando en cómo sería tu nueva casa. Ahora que ya la tienes y la reforma está prácticamente terminada (si es que se necesitaba), llega el momento clave: elegir los muebles que nos acompañarán en nuestro día a día y que ayudarán a convertir esa casa en nuestro hogar.

Sin embargo, ¿qué podemos hacer si nuestro presupuesto está ajustado? Es importante saber que amueblar una casa requiere cierta inversión, pero puede adaptarse a condiciones económicas más bajas. ¿Cómo amueblamos una casa de forma low cost? Permanece atento, ¡te lo contamos en este post!

Recupera muebles antiguos y restáuralos

La primera norma para abaratar el proceso de amueblar una casa es recuperar muebles antiguos. Tanto si los muebles son tuyos, como si te los da algún familiar o conocido, como si compras de segunda mano, es una gran idea. Los muebles con más años de antigüedad suelen ser mucho más baratos.

Si no te gusta la estética de los muebles, ¡no te des por vencido! Y es que cualquier mueble puede cambiar su estética con una buena restauración. Puedes alisarlos, nutrir la madera, elegir el color (o colores) que más te gusten, barnizarlos, etc. ¡Las opciones son infinitas!

Elige una decoración neutra

En ocasiones, nos imaginamos nuestra futura casa y pensamos en ella con todo lujo de detalles, muebles de un estilo concreto, etc. No obstante, si tu presupuesto es limitado, es importante que busques muebles con una estética neutra. Además de que suelen ser más baratos (sobre todo si recurres a tiendas como IKEA, Bauhaus o similares), nos ofrecen la posibilidad de adaptarse, en un futuro, al estilo que más nos gusta.

decoración neutra

Por ejemplo, si quieres que tu casa tenga un estilo nórdico, puedes escoger muebles en tonos blancos y de madera, incluir algunas plantas y tener un primer paso dado. Más adelante, cuando tu situación económica mejore, podrás ir ampliando tu abanico de muebles hacia tu estilo propio y personal.

Practica el streamline

Otra corriente que está muy de moda, y que nos permite amueblar la casa de forma económica es el streamline. Este se basa en un estilo de vida minimalista: solamente tenemos en casa aquello que sea útil y necesitemos. Muchas veces se compran muebles que no necesitamos, solamente por decoración. Sin embargo, para abaratar costes, es importante ser conscientes de qué necesitamos y comprar únicamente lo básico.

Para poder aplicar el streamline a nuestra casa, debemos tener a mano papel y boli: apunta en una lista todo aquello que vas a necesitar sí o sí (ve estancia por estancia para no dejarte nada). Por ejemplo, en la habitación, ¿qué necesitas más allá de una cama, armario y lámpara? Si apuntamos todo lo que necesitamos, ¡esta tarea será pan comido!

Busca y compara precios

Una vez tenemos ya el listado (¡con las medidas!) de todos los muebles que necesitamos llega el momento de ponerse a buscar. No debemos aventurarnos a pensar que como una empresa de muebles está de moda va a ser la mejor opción para nosotros.

Lo primero que debes tener claro en este paso es cuánto dinero puedes destinar a amueblar la casa. A partir de ahí, debemos desglosar el presupuesto y buscar por cada tienda y página web los muebles que más se adapten a nuestro estilo y a nuestro bolsillo. Además, existen numerosas tiendas ‘outlet’ en la que encontrarás verdaderas oportunidades.

Aventúrate con el ‘do it yourself

Y, para los más atrevidos, llega el do it yourself. Su traducción es ‘Hazlo tú mismo’ y consiste en amueblar la casa parcialmente por objetos hechos por ti mismo. Así, lo único en lo que deberás invertir es en la materia prima. Un ejemplo pueden ser los textiles de la casa: encuentra una tela que te enamore y crea tus propias cortinas.

muebles hechos por tí

Esta técnica queda genial en los muebles de exterior. Si ya has destinado prácticamente todo tu presupuesto a amueblar el interior de la vivienda y no te queda mucho para la terraza o jardín, ¡tenemos la solución! Compra unos cuantos palés y unos cuantos cojines que se adapten al tamaño. Con ellos, puedes crear una mesa muy original con sillones y sofás a conjunto. ¡Perfecto para las noches de verano!

Fíjate en los pequeños detalles

Una vez amueblada la casa, llega el momento de decorarla. Si el presupuesto para ello es, todavía, más ajustado y buscas decoración low cost, ¡tienes gran infinidad de opciones! Desde las técnicas do it yourself a elementos económicos que combinen entre sí.

Por otra parte, las plantas son unas grandes aliadas de la decoración minimalista o neutra. Algunas veces, estas suelen tener un precio elevado, excepto si compras las semillas. Conviértete en todo un jardinero y crea tu jardín (o huerto urbano) propio.

Como ya hemos dicho anteriormente, lo más importante para amueblar tu hogar de forma low cost es la organización. Piensa en cuánto dinero puedes invertir y analiza cómo sacarle rendimiento hasta al último céntimo. Y si este proceso lo ves muy lejano, puesto que todavía estás pensando en comprar una nueva vivienda, recurre a profesionales del sector. En Invermax llevamos 15 años acompañando a nuestros clientes a encontrar la casa de sus sueños.