Pedir una hipoteca en la actualidad es casi el doble de barato que hace diez años. Así lo demuestra el último estudio realizado por iAhorro que analiza la evolución que han sufrido las hipotecas en la última década. Según el asesor hipotecario, los tipos de interés para este tipo de préstamos han caído un 43,44% del primer trimestre de 2011 a los primeros tres meses de 2021. Del mismo modo, analizando los datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el valor del m2 ha bajado en España un 8,56% también en este periodo.

Si ponemos de ejemplo una vivienda de 100m2 al precio al que se situaba el m2 en el 1T de 2021 (1.625,4 euros), con una hipoteca a 30 años y un tipo de interés fijo medio del 2,76% que marca el Instituto Nacional de Estadística, el conjunto de la operación sería de 239.189,93 euros.

En cambio, haber comprado la misma casa a principios de 2011 nos hubiera costado 338.853,63 euros a un TIN fijo del 4,88% y un precio por m2 de 1.777,6 euros.

“El descenso en los tipos de interés corrobora que nos encontramos ante uno de los mejores momentos de la historia para hipotecarnos con unos intereses verdaderamente atractivos, ya sea a tipo fijo o variable», destaca Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.

Madrid y Extremadura, en los dos extremos nacionales

Dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos encontremos, el coste total por adquirir una vivienda puede incrementarse. En este caso, Madrid, Islas Baleares, País Vasco y Cataluña son los lugares más caros para hacerse con una casa. En el lado contrario, Extremadura, Castilla La-Mancha, Murcia y La Rioja se sitúan como las más baratas.

Una vivienda de 100m2 en Madrid, con un precio por m2 en el 1T de 2021 de 2.598,6 euros, una hipoteca a 30 años y un TIN del 2,76% costaría 382.403, 69 euros y un total de 450.044,8 euros con el valor del suelo y los intereses de hace diez años.

Sin embargo, el mismo inmueble en Extremadura con las mismas características tendría un valor final 122.655,84 euros con un precio por m2 de 833,5 euros en los tres primeros meses de este año. Esta vivienda, en el primer trimestre de 2011, hubiera costado 187.631,43 euros.

“Llama especialmente la atención cómo algunos sitios de costa acaparan aumentos de precios, sobre todo destacando el fuerte potencial que presenta España para la estructura del teletrabajo. Probablemente, estas zonas sigan despertando el interés de muchos compradores e incentivado este mercado», explica Simone Colombelli.