Joyas de la arquitectura en España que quizás no conocías – La Casa del Rey Moro (Ronda)

Descubre las curiosidades de la Casa del Rey Moro en Ronda. La casa, la mina de agua y el jardín, un lugar que rememora momentos clave de la historia

Agustina Battioli
Agustina Battioli Content Manager Real Estate

Todos conocemos los típicos monumentos históricos de España: la Alhambra de Granada, la Sagrada Familia en Barcelona, el Acueducto de Segovia, el Alcázar de Sevilla o la Catedral de Santiago. Pero ¿y si te dijéramos que existen joyas arquitectónicas desconocidas repartidas por todo el país con mucha historia y llenas de encanto?

En España, se esconden muchos secretos que te encantará descubrir por su riqueza cultural y belleza. En esta ocasión, nos desplazamos a Andalucía, a un municipio malagueño, concretamente, Ronda. ¿Qué joya de la arquitectura no deberías perderte si te encuentras cerca del casco histórico de Ronda? Sin lugar a dudas, la Casa del Rey Moro. ¡Te contamos su historia y curiosidades!

La historia de la Casa del Rey Moro, Ronda

Se trata de un conjunto monumental histórico que fue especialmente clave durante la Reconquista. Su historia comienza durante el gobierno del llamado «Rey Moro», el monarca Abomelic, hijo del sultán de Fez y miembro de la dinastía meriní (imperio cuyo núcleo se encontraba en el actual Marruecos).

Fuente: casadelreymoro.org

En el siglo XIV, los meriníes controlaban varias ciudades de la frontera occidental del Reino Nazarí, un Estado musulmán que se situó en el sur de la península. Ronda era crucial para la defensa del Reino, por lo que decidieron fortificarla, creando la mina de agua, que permitía extraer agua del río mediante una gran noria. Obviamente, los encargados de accionarla eran los esclavos cristianos.

Tras conocer la importancia de esta mina de agua, el Marquez de Cádiz la atacó hasta acceder a ella: inhabilitaron la noria y cortaron el suministro de agua. Poco después, ese lugar donde se habían torturado a esclavos, cristianos fue abandonado.

En el siglo XVIII, sobre la mina se levantó una casa, que se vendió a la propietaria que más hizo por su renovación: Trinidad von Scholtz Hermensdorff, Duquesa de Parcent. Ella, encargó renovar la vivienda en estilo neomudéjar y mandó diseñar un jardín a Jean Claude Nicolas Forestier, quien se inspiró en los jardines hispanomusulmanes y en la tradición francesa. Allá en el 1943, este fue declarado Jardín Histórico y hoy ostenta la categoría de Bien de Interés Cultural.

Curiosidad: Lawrence Perin, el americano, compró la Casa del Rey Moro y se inventó que en esta había valiosos tesoros musulmanes

Esta historia es muy surrealista. Por lo visto, Lawrence Perin, un multimillonario estadounidense, llegó a Ronda en el otoño de 1909 y adquirió la Casa del Rey Moro. Tras la compra, Perin acudió a Madrid a explicar que sospechaba de la existencia de valiosos tesoros musulmanes: monedas históricas y salones fastuosos.

En conocimiento de esta noticia, el gobierno mandó a un arquitecto a investigar el hallazgo. Y fue cuando toda la verdad se destapó: no había rastro de monedas, estancias suntuosas, decoraciones mozárabes ni tumbas de reyes musulmanes. El mobiliario musulmán que encontró había sido comprado en Tánger por Perin y, en la fachada, este había colgado un cartel con el precio de la entrada. Lo única que buscaba era lucrarse.

Este personaje era comúnmente conocido en Ronda como el loco, y no era por casualidad. En términos médicos, Perin padecía de transtorno bipolar.

Así es la Casa del Rey Moro: la casa, el jardín y la mina

La casa

La estructura de la casa era la habitual de las viviendas andaluzas de la aristocracia: contaba con habitaciones que rodeaban un patio, distribuida en dos alturas. Tras su renovación por parte de la Duquesa de Parcent, se puede ver su estilo neomudéjar en el uso de la teja verde vidriado para cubrir los techos, el uso de decoraciones de azulejo y sus ladrillos con formas ornamentales.

Fuente: casadelreymoro.org

El jardín

El jardín, diseñado por el paisajista francés, fue creado a partir del concepto de «jardín mediterráneo». Recuerda a los jardines de la Alhambra o el Alcázar de Sevilla, ya que integra plantas aromáticas y frutales en parterres geométricos que evocan a la tradición paisajística francesa.

En el jardín se encuentran tres terrazas en desnivel, unidas por unas escaleras. En la terraza superior, el diseñador instaló una fuente que vierte agua a un canal que desemboca en el estanque de la terraza inferior.

Fuente: casadelreymoro.org

La Mina de Agua

Hay que destacar que, en la actualidad, es la mejor conservada de toda Andalucía. Se trata de una de las principales obras de la ingeniería hidráulica construidas en el Reino Nazarí, cuyo propósito era suministrar agua a la población, formando parte de su sistema defensivo. En el descenso de la mina se encuentra la Sala de la Noria, en la que se encontraba la gran noria que se usaba para extraer el agua.

En la Sala de los Secretos, que recibió este nombre por el efecto sonoro que producía su cúpula, una voz susurrada en una de las esquina multiplica su sonido hasta oírse con claridad en otra de ellas. ¡Simplemente increíble!

Fuente: casadelreymoro.org

Comentarios