Seguramente esta no sea la primera vez que lees el término. ¿Sabes qué es una socimi? Los expertos de la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) responden a la pregunta. Las socimi son Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario, cuyo objeto principal es la adquisición de inmuebles para su posterior explotación en régimen de alquiler.

¿Qué es una SOCIMI?

A través de estas sociedades, los pequeños inversores pueden participar de las rentabilidades que ofrecen estas grandes empresas, sin tener que invertir las importantes sumas que exige la compra de viviendas. Solo bastaría con comprar acciones de estas sociedades, por lo cual están al alcance de cualquier inversor.

Características de una SOCIMI

El capital social mínimo de las socimi es de cinco millones de euros. Y entre las ventajas fiscales es que tributan al 0% en el Impuesto de Sociedades. Aparte de otras bonificaciones importantes del 95% en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas y Actos Jurídicos Documentados.

La ley obliga a las socimi a destinar al alquiler el 80% de los activos que compren. También a mantener los inmuebles destinados a este uso un mínimo de tres años. Además, están obligadas a salir a Bolsa en un plazo de dos años desde su constitución y deben distribuir el 80% de los beneficios que obtengan entre sus accionistas vía dividendos

¿De donde surgieron las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión o SOCIMIS?

Los sucesivos gobiernos desde los años 80 han incentivado la constitución de instituciones de inversión colectiva inmobiliaria, confiando en que así se ampliaría la oferta residencial en alquiler. Se pretende proveer de liquidez a las inversiones inmobiliarias, pues se trata de un mercado relevante para la economía española. 

Despegaron en 2012, tras una profunda revisión de su régimen jurídico-fiscal.

Función principal de una SOCIMI y su situación actual

El objeto social de una SOCIMI es lograr que las inversiones en inmuebles a gran escala sean accesibles para el inversor minorista. Por ello presentan su contabilidad cada 6 meses y están supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, a fin de proteger a este pequeño inversor. Al cotizar en bolsa, presentan una mayor liquidez y transparencia que al invertir directamente en el mercado inmobiliario. Por otra parte, el inversor minorista no necesita un conocimiento tan extenso al ser los activos gestionados por profesionales. 

Situación de las SOCIMI tras el impacto del COVID-19

En nuestro país, el foco de las socimis está en el alquiler de inmuebles de naturaleza urbana, aunque su equivalente anglosajón (REIT) también abarque suelo rústico e instalaciones de otro tipo. Aquellas que cuentan con buenos activos en este segmento puede que incluso se beneficien, apoyándose en otros factores como los tipos de interés bajos.

En el informe y nota de prensa de Fotocasa sobre el aumento del alquiler tras la pandemia se puede apreciar el cambio del comportamiento del consumidor, que ha modificado sus prioridades sin que la demanda de vivienda se resintiera. 

Un mercado concentrado

Las 5 mayores socimis concentraban el 65% de la capitalización bursátil en 2019, siendo así que estas sociedades anónimas resultaban auténticos gigantes en comparación a las 85 restantes. En la actualidad, 4 están en el mercado principal y 2 en el IBEX 35. 

El grueso de accionistas de las SOCIMIS está conformado por no residentes

La mayoría del capital de las socimis es no residente. La participación procedente de países ajenos a la zona euro alcanza el 50% del capital.