12 agosto 2019

La nota simple es un pequeño documento con información sobre un inmueble que puedes solicitar en el Registro de la Propiedad. Se utiliza para avanzar en un gran número de trámites, y es especialmente interesante en cuanto a que puedes solicitar una nota simple aunque no seas el titular del inmueble. 

Expresando un interés legítimo, como el interés de compra, puedes conocer las cargas del inmueble antes de adquirirlo.

¿Qué información contiene la nota simple?

Una nota simple contiene una serie de datos del inmueble, a saber:

  1. El número identificador del inmueble en el Registro de la Propiedad.
  2. El Identificador Único de la Finca Registral o IDUFIR, que funciona como el DNI de la finca.
  3. Una descripción física de la finca y sus accesos, con su naturaleza (vivienda, local… o qué tipo de terreno se sitúa), su localización en coordenadas, su dirección, la superficie construida y útil y la Referencia catastral.
  4. Titulares de la compraventa, fecha de la escrituración y nombre del notario que la escrituró.
  5. Cargas económicas de la finca.
  6. Fecha de emisión de la propia nota simple.

La nota simple es un documento informativo que no sirve como una certificación. Si lo que te exigen para un determinado trámite es un Certificado Registral, vas a necesitad pedir específicamente la Certificación Registral, no una nota simple cualquiera.

Ambas contienen prácticamente la misma información, pero la Certificación Registral incluye una firma del Registrador de la Propiedad y tiene valor jurídico.

¿Qué documentos debería preparar?

A pesar de su mala fama, la nota simple es relativamente sencilla de solicitar. Solo tienes que disponer de algunos de los siguientes datos:

  • Datos registrales de la finca
  • IDUFIR
  • Titularidad
  • Otros, como la localización

La finalidad de estos datos es simplemente identificar el inmueble del que estás solicitando la nota simple. Si eres el propietario registrado ahí termina todo, pero si no, tendrás que argumentar un interés legítimo al Registro de la Propiedad, como el interés de compra.

Puedes solicitarla de forma presencial u online, y rara vez tardarán en producirla más de 24h, aunque puede suceder. Si la has pedido presencialmente, tendrás que acudir a la oficina en el momento en el que te avisen. Si la petición se ha realizado online, te llegará automáticamente al correo electrónico.

Si te notifican que la nota simple que has solicitado es negativa, significa que no existe ninguna nota simple en España con los datos que has señalado. Puede que hayas dado mal los datos al solicitar la información. Revísalos antes de repetir la petición.

El precio de la nota simple depende de lo que la ley estipule en el momento de la solicitud, pero suele ser de los trámites más baratos de realizar. Y ya está. Ya estás listo para solicitar una nota simple.

Facebook Comments