14 febrero 2019

Cuando llega San Valentín, la red se inunda de artículos con ideas decorativas que animan a celebrar el amor en pareja de una forma especial. En habitissimo no renegaremos de esta fiesta que, efectivamente, se celebra cada vez más en España, pero vamos a darle un enfoque más realista, intentando no caer demasiado en la ñoñería.

El hecho es que, cuando se vive en pareja, la casa tiene que convertirse en un espacio capaz de adaptarse a las necesidades de cada miembro, dentro de las posibilidades reales de espacio y presupuesto. Con poco se puede hacer mucho y si, además, te ayudamos a inspirarte, no hay motivo para excusas.

 

Lavabos dobles: tan prácticos que ahorran discusiones

Lavabos dobles: tan prácticos que ahorran discusiones

En muchas parejas, el baño en sí mismo y las rutinas que se producen en él cada día pueden ser una fuente de discusiones tontas. Un lavabo doble permite que cada miembro de la pareja tenga su propio espacio personal y así ahorrarse desacuerdos. Es un error pensar que solo se pueden colocar lavabos dobles en baños grandes, hay modelos que no roban mucho más espacio que el individual y se gana en practicidad.

 

Barras de cocina para dos que , además, dividen espacios

Barras de cocina para dos que , además, dividen espacios

Los pisos pequeños son muy habituales entre parejas jóvenes que aún no tienen hijos. Se trata de viviendas donde es importante optimizar el espacio y sacarle rendimiento a cada rincón. En aquellos casos en los que la cocina está abierta al comedor, por ejemplo, una barra americana para dos es una idea funcional para desayunar juntos que, además, te permite dividir el espacio visualmente.

 

¿Uno o dos sofás?

Hay momentos en los que apetece sentarse juntos en el sofá a mirar la televisión o una película y otros en los que va bien que cada uno tenga el suyo propio para estar más cómodo. ¿No crees? Poner dos sofás, el uno enfrente del otro, incrementa vuestra comodidad y, a la vez, te ayuda a crear un espacio delimitado de mayor recogimiento. Puedes conseguirlo fácilmente colocando una mesita auxiliar y una alfombra.

 

Dormitorios pensados para dos

Dormitorios pensados para dos

El dormitorio es una parte esencial en la vida de pareja. Pero, a menudo, el énfasis decorativo lo ponen las mujeres (sin pretender caer en estereotipos). Se puede tener un dormitorio bien decorado, romántico y acogedor sin que este sea excesivamente «pasteloso», pues es necesario que ambas partes se sientan cómodas. Los colores neutros son los principales aliados.

 

Espacio de lectura compartido

Espacio de lectura compartido

Si vuestro problema no es, precisamente, la falta de espacio y ambos sois unos devoradores de libros, es un gustazo poder montarse un rincón de lectura en casa. Es muy sencillo: con un par de butacas cómodas, una mesita, una alfombra y una librería ya lo tienes.

 

Una zona de trabajo para los dos

Una zona de trabajo para los dos

Cada vez hay más personas que trabajan desde casa o bien que compaginan estudios y trabajo. Por eso, no es raro que ambos miembros de una pareja coincidan en la necesidad de tener su propio escritorio en casa. Si no hay más espacio disponible, montar un estudio o una zona de trabajo compartida es una buena solución. La clave es un escritorio largo, para dos, en el que cada uno pueda tener sus cosas y trabajar cómodamente sin invadir el espacio del otro.

 

Comedor y salón, incluso en un piso pequeño de pareja

Comedor y salón, incluso en un piso pequeño de pareja

Salón y comedor no son lo mismo, pero en muchas viviendas no existe tal diferenciación o están muy fusionados. Si, como pareja, preferís disfrutar de ambos ambientes, he aquí una idea: levantar una pared parcial o un pequeño muro para dividir el espacio en dos. Como ves, se puede hacer aunque sea un piso pequeño y hay materiales económicos al alcance de todos.

Facebook Comments