2 abril 2019

La campaña de la declaración de la renta 2018, que se pone en marcha hoy 2 de abril y acabará el 1 de julio, incluye novedades sobre quienes están obligados a declarar o la exención de tributar por las prestaciones de maternidad o paternidad. Además, desaparece la posibilidad de presentarla en papel. Repasamos todos los cambios de este ejercicio fiscal.

Adiós al papel

Una de las novedades más destacadas es que en la presentación de la renta 2018, por primera vez, dejan de manejarse documentos en papel: el borrador o la predeclaración solo estarán disponibles a través de la web y ya no se enviará por correo ordinario. La presentación puede realizarse de manera telemática tanto a través de Renta Web como mediante la app de la Agencia Tributaria, por teléfono con el sistema ‘Le llamamos’, de manera presencial en alguna de las oficinas o recurriendo a los servicios de una gestoría.

renta 2018

Obligación de declarar

Este año se han modificado los requisitos de quienes no tienen obligación de presentar la declaración. Quienes reciben rendimientos del trabajo de dos pagadores diferentes inferiores a 12.634 euros anuales no están obligados a declarar, a no ser que soliciten devolución. El umbral para quienes cobran de un solo pagador se mantiene en 22.000 euros anuales.

Además, los contribuyentes con rentas inferiores a 16.825 euros tendrán una reducción de la cuota.

Prestaciones exentas

Es uno de los puntos más destacados de la renta de este año: las prestaciones por maternidad y paternidad cobradas en 2018 están exentas de pago del IRPF. Aunque ya deben aparecer correctamente en el borrador y los datos fiscales, en conveniente revisar que no hay ningún error.

Por otra parte, la deducción por maternidad aumenta en 1.000 euros anuales por gastos en guarderías o centros de educación infantil autorizados, y se incrementa también la deducción por familia numerosa.

Otras novedades

Hay también novedades para quienes hayan invertido en empresas de nueva creación, para las rentas obtenidas en Ceuta o Melilla, para quien está a cargo de cónyuge con discapacidad y para quienes tienen al resto de la unidad familiar en otro país de la Unión Europea. Es recomendable consultar cada caso específico en la propia información de la Agencia Tributaria.

Facebook Comments