El euríbor de hoy y de los próximos años nos afectará especialmente si contratamos una hipoteca variable referenciada a este índice. Si el euríbor sube, nuestra cuota hipotecaria se vería afectada. Es por eso que en Fotocasa hemos elaborado este gráfico interactivo para que consultes cómo está el euríbor definitivo de abril de 2021 y cómo ha evolucionado en los últimos 4 años:

 

TABLA DE CONTENIDOS

 

¿Qué es el Euríbor?

Euríbor es el acrónimo del inglés Euro Interbank Offered Rate (‘tipo europeo de oferta interbancaria’ en español). Es un tipo de interés interbancario que se calcula a diario haciendo la media de los intereses de los bancos europeos más activos. Es decir, se trata de la media de los tipos de interés que los bancos se cobran los unos a los otros al prestarse dinero entre ellos. Por tanto, solo se aplica entre las entidades bancarias que son miembro de la Unión Europea y parte de la Eurozona. 

Lo hay a diferentes umbrales temporales: a una semana, a un mes, a seis meses o a un año, siendo el euríbor a doce meses el más habitual.

¿Para qué sirve el Euríbor?

El Euríbor se utiliza sobre todo para calcular el interés de créditos personales, depósitos bancarios o préstamos hipotecarios. La razón por la que utilizamos este tipo de interés es que registra menos fluctuaciones que otros índices. Más adelante profundizaremos en cómo afecta el Euríbor a las hipotecas.

 

¿Cuál es el Euríbor Hoy?

El Euríbor diario actual es el Euríbor de hoy correspondiente al último valor del Euríbor en la última sesión bancaria abierta. Las sesiones bancarias tienen lugar únicamente en días laborales no festivos.

La media del Euríbor hasta ese día es la media provisional del mes, que utiliza en su cálculo tanto el Euríbor de hoy como el de los días anteriores.

Valor del Euribor hoy

En la tabla podéis revisar el Euríbor de hoy actualizado a las 12:00 junto con los datos de cotización media del Euríbor a día de hoy. No hay valor del Euribor en los días festivos.

Con el último valor del Euríbor, la media de abril 2021 del Euríbor se situó en  -0,484%.

EURIBOR HOY
Valor actual de la cotización
01/04/2021 -0,488%
06/04/2021 -0,496%
07/04/2021 -0,492%
08/04/2021 -0,493%
09/04/2021 -0,497%
12/04/2021 -0,490%
13/04/2021 -0,493%
14/04/2021 -0,482%
15/04/2021 -0,478%
16/04/2021 -0,478%
19/04/2021 -0,478%
20/04/2021 -0,473%
21/04/2021 -0,476%
22/04/2021 -0,476%
23/04/2021 -0,476%
26/04/2021 -0,477%
27/04/2021 -0,484%
28/04/2021 -0,483%
29/04/2021 -0,479%
30/04/2021 -0,481%

 

 

Tabla actualizada a 03/05/2021 con datos del EMMI

 

¿Cómo se calcula el Euríbor?

Los bancos en los que se basa el Euríbor son aquellos con excelente valoración crediticia, lo cual supervisa la Federación de Bancos Europeos. En la actualidad, 19 bancos aportan diariamente su tipo de interés y la media se calcula todos los días laborales a las 11:00, publicándose a esa hora.

Al estimar el Euríbor se elimina el 15% más alto y el 15% más bajo, calculando la media con los 70% valores restantes.

¿Existen alternativas al Euríbor?

En el mercado hipotecario español podíamos encontrar una  alternativa al Euríbor: el IRPH Entidades. Parte de las hipotecas a interés variable están referenciadas en este índice, pero tras el fallo del Tribunal supremo por falta de transparencia, se han dejado de ofrecer. Por otra parte, existen tipos de interés alternativos basados en el €STR (Tasa a corto plazo del euro).

El Euríbor cerró el 2020 con un -0,5%, por lo que el principal índice de las hipotecas variables registró un nuevo mínimo histórico y marcando un hito en toda su trayectoria. El índice de referencia para las hipotecas variables ha conseguido encadenar hasta cinco mínimos históricos consecutivos a lo largo de todo el año para terminar rozando la barrera del -0,5%, tasa de depósito que establece el Banco Central Europeo (BCE). Un momento que para muchos parecía que no llegaría, pero lo ha hecho. Entre octubre y noviembre de 2016, el índice cayó apenas un 0,005%, al año siguiente la variación fue del 0,009%, en 2018 el índice subió un 0,007% y en 2019 anotó una ligera subida del 0,032%.

 

¿Cómo ha evolucionado el Euríbor hasta abril de 2021?

Euribor mes a mes

EURIBOR MENSUAL 2020 – 2021
Valor medio de la cotización
abr-21 mar-21
-0,483% -0,487%
feb-21 ene-21 dic-20
-0,501% -0,503% -0,497%
nov-20 oct-20 sep-20
-0,481% -0,466% -0,415%
ago-20 jul-20 jun-20
-0,359% -0,279% -0,147%
may-20 abr-20 mar-20
-0,081% -0,108% -0,266%

 

El euríbor ha comenzado la primavera alejándose de los mínimos históricos que marcó hace apenas dos meses. Tras registrar en enero el dato más bajo de su historia en el -0,505%, el índice de referencia para la mayoría de las hipotecas variables parece haber tocado fondo y ha empezado a estabilizarse tras cerrar febrero con una ligera subida hasta el -0,501% y marzo en el -0,487%.

 

¿Qué ha pasado en abril de 2021?

El último año se ha presentado como una oportunidad interesante para hipotecarse por lo inusualmente bajos a los que se han situado los tipos de interés. El euríbor lleva cinco años sin salir de terreno negativo, una tendencia que ha empujado a la baja también los intereses de la oferta a tipo fijo hasta convertirse en la opción favorita de la mayoría de hipotecados, sobre todo a largo plazo.

Según el Instituto Nacional de Estadística el porcentaje de hipotecas constituidas a tipo fijo en los dos primeros meses del año ha superado al de las variables. En enero de 2021, las fijas representaron el 51,2% del total de hipotecas frente al 48,8% de las variables, mientras que en febrero el porcentaje de fijas asciende hasta el 55% y el de variables cae hasta el 45%.

Estos datos contrastan con los marcados el mismo mes del año anterior. En febrero de 2020 las hipotecas fijas suponían apenas el 37,4% del conjunto frente al 62,6% de variables.

Para Simone Colombelli, “el contexto actual sigue siendo inmejorable para conseguir buenas condiciones a largo plazo. Prácticamente seguimos en valores históricos con el euríbor y tampoco se ha producido una reestructuración de este tipo de oferta en este tiempo. Ante esta situación, las hipotecas variables se han convertido en un producto interesante para periodos de tiempo más cortos”.

Por otro lado, el consenso que existe sobre que el euríbor pueda ampliar sus movimientos por debajo del cero hasta casi 2030, ha provocado que la banca empeore sus condiciones en la oferta variable y centre todos sus esfuerzos en el tipo fijo.

¿El euríbor ha tocado suelo?

La evolución del euríbor en los últimos meses anima a pensar en un cambio de tendencia, pero la realidad es que los expertos son algos más cautelosos al respecto e, incluso, algunas de las estimaciones lanzadas desde el sector financiero apuntan que seguiremos con tipos por debajo del cero hasta finales de esta década. En este aspecto, el director de Hipotecas de iAhorro considera que “aún es pronto para hablar de plazos de tiempo tan largos, pero que, sin duda, veremos fluctuaciones durante estos años en el índice hipotecario y, a corto plazo, se mantendrá en terreno negativo”.

Además, cabe destacar que, a pesar de que el Banco Central Europea (BCE) mantiene sus previsiones económicas para 2021, no descarta cualquier cambio en el rumbo de su política, siempre y cuando sirva para calibrar el impacto negativo de la pandemia.

No obstante,

“las próximas medidas que tome el BCE afectarán al euríbor, pero en menor medida. Es poco probable que volvamos a ver al indicador en niveles semejantes a los de hace unos meses, cuando tocó fondo”, afirma Colombelli.

 

¿En qué afecta el euríbor a la hipoteca?

Existen dos tipos de hipoteca: a tipo fijo y a tipo variable. Las primeras, como su nombre indica, tienen un interés fijo. 

En las hipotecas de tipo variable, en cambio, el coste del interés varía en relación con el valor del euríbor a 12 meses. Imaginemos que nuestra hipoteca de tipo variable tiene estas condiciones::

  • 1% de intereses más el euríbor.
  • El Euríbor, en el momento de la revisión, está a -0,5%
  • El coste de interés entonces sería un 0,5%.

Podemos deducir que un euríbor negativo nos beneficia, mientras que un euríbor positivo aumenta el coste del interés.

El Euribor de hoy es el que se tiene en cuenta para la hipoteca

Cuando contratamos una hipoteca, establecemos revisiones de la misma con cierta periodicidad, habitualmente entre seis y doce meses. Es en esas revisiones cuando se modifica el coste de la cuota en relación al euríbor actual, independientemente de las fluctuaciones que hayan ocurrido durante el tiempo entre medias.

 

El euríbor actual aún cotiza por debajo del 0%

Actualmente, pese al tirón que han tenido los tipos fijos en los últimos años, la inmensa mayoría de los hipotecados en España tienen firmado un préstamo a tipo variable referenciado al euríbor (en su modalidad a 12 meses). Es decir, que su interés se calcula sumando un diferencial, pactado con el banco, al valor al que cotice este índice. Dicho cálculo no se lleva a cabo mensualmente, sino que se actualiza, por lo general, cada seis o 12 meses.

Hace seis meses, en septiembre de 2020, el euríbor cotizaba al -0,415%. Y hace un año, en marzo de 2020, su valor era del -0,266%. En consecuencia, como el registro de marzo de 2021 es más bajo (-0,487%), a las hipotecas que se revisen en las próximas semanas se les reducirá el tipo de interés, lo que abaratará sus cuotas.

¿Puedo ahorrar gracias al Euribor negativo?

Sí, el euríbor hoy es negativo y en consecuencia ciertos hipotecados se verán beneficiados:

En el caso de una hipoteca de 150.000 euros a 30 años con euríbor + 0,99% el ahorro mensual será de 23,55 euros y de 282,6 euros durante los próximos doce meses. De esta manera, la cuota anterior de 474,31 euros pasará a ser de 450,76 euros al mes.

En cambio, los que tengan una hipoteca de 300.000 euros a 30 años y euríbor + 0,99% y les toque la revisión de su cuota en abril pasarán a pagar 901,51 euros al mes frente a los 948,61 de antes. Por lo que el gasto mensual será 47,1 euros más bajo y ahorrarán hasta 565 euros durante un año.

¿Qué sucede si en Euríbor hoy cae por debajo del 0,5%?

Si el Euríbor cae por debajo del -0,5%, alcanzará la tasa de depósito actual que el BCE establece para cobrar a los bancos, que actúa de manera “invisible” como suelo para este indicador. Pero la realidad es que puede llegar a tocarlo e, incluso, rebasarlo. 

Si tenemos en cuenta que las políticas de estímulos por parte de los bancos centrales continuarán durante un tiempo, “a partir del -0,5% estaríamos ante una situación atípica, pero, si no hemos tocado fondo ya, no descartaría la posibilidad de que el euríbor se situara por debajo del -0,5%”, afirma Simone Colombelli.

De producirse esta situación, los bancos estarían penalizados por sus reservas en el BCE y las entidades podrían llegar a prestarse dinero entre sí a una tasa más baja que la del propio organismo central.

 

¿Desde cuándo está el Euribor en negativo?

¿Sabías que hace tan solo 10 años el euríbor estaba al 2%?

Febrero de 2016, el punto de inflexión del euríbor

Febrero de 2016 supuso un antes y un después para el euríbor. En ese momento, el indicador registró su primer dato en negativo y hasta ahora no ha conseguido volver a romper la barrera del cero y alcanzar de nuevo el signo positivo. 

Mucho más lejos quedan las tasas del 2% registradas a lo largo de 2011, por lo que es difícil pensar que se puedan repetir de aquí a medio plazo. 

¿Por qué el Euríbor se volvió negativo?

“Buena parte de ese valor se perdió en la crisis anterior, sobre todo en 2012, cuando tocamos suelo en el sector inmobiliario. Los ciclos se van repitiendo, lo más probable es que vayamos cayendo en pequeña medida, no a tasas del -2%, pero sí es posible que entremos en una estabilidad negativa que casi haga que las hipotecas les salgan gratis a los clientes”, señala el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli.

¿Qué pasará con el euríbor?

Mínimos históricos en 2019 y 2020

Este índice de referencia experimenta cosecha durante los últimos meses mínimos históricos a los que cotizó durante la segunda mitad de 2019 y los primeros meses de este año. Tras la subida que experimentó con motivo de la pandemia de la COVID-19 durante los meses de marzo (-0,266%), abril (-0,108%) y mayo (-0.081%), en julio experimentó una considerable bajada (-0,147%) que se ha mantenido desde entonces.

El Euribor tenderá a mantenerse negativo o disminuir

Ahora bien, de cara al futuro es difícil prever si ese aumento llevará al euríbor a dejar el terreno negativo. Por ahora, la mayoría de los expertos en esta materia consideran que lo más probable es que la tendencia se mantenga estable o incluso descienda. Según el Departamento de Análisis de Bankinter, su valor será negativo hasta, como mínimo, el año 2022. Según sus previsiones, cerrará 2020 en un -0,20%, el 2021 en un -0,22% y el 2022 en un -0,18%.

El Euríbor de aquí a 5 años, ¿se recuperará?

En una vista a largo plazo, los expertos creen que su valor seguirá cerca del 0% durante los próximos cinco años. El director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli, vaticina al menos tres años más con el indicador en tasas negativas, “la recuperación no parece que vaya a ser a corto plazo. Podemos esperar tres años de euríbor en negativo, aunque estemos en un contexto de recuperación, el euríbor tardará más en cambiar de signo y volver a subir”.

Si baja más, desvirtuaría el mercado a largo plazo

En su opinión, es poco probable ver al Euríbor ahondar mucho más y cree que no tendría lógica que cayera hasta el -0,7%. «Desvirtuaría al mercado a largo plazo», ha subrayado.

«Todo parece indicar que la situación para el Euríbor se asemejará mucho a lo que llevamos viendo hasta ahora. Esperamos que el índice hipotecario se mantenga en terreno negativo y se estabilice sin grandes cambios», ha señalado Colombelli.

El índice de referencia para las hipotecas variables deja así constancia de la tendencia negativa que experimenta y que, previsiblemente, mantendrá.

Alguna sorpresa más

Sin embargo, en iAhorro consideran que si el último ejercicio dio muchas sorpresas a los hipotecados, todo parece indicar que es posible que este año se reserve alguna más.

Ante este escenario, la estrategia de los bancos seguirá siendo la de apostar por el tipo fijo, que desde hace un tiempo se ha convertido en su mejor aliado para intentar capear la situación de inestabilidad que vive el mercado hipotecario.

Para Colombelli, esta situación supone una «gran oportunidad» para contratar una hipoteca fija que asegure una cuota con unos intereses inusualmente bajos para siempre.

Por otro lado, entiende que las hipotecas variables serían un producto interesante para una persona con un perfil de poca aversión al riesgo y que quiera amortizar su préstamo en un periodo de 10 o 15 años como máximo.

 

Préstamos nuevos con tipos bajos

Los que contraten próximamente una hipoteca variable también podrán beneficiarse de los bajos niveles del euríbor, aunque no inmediatamente. Y es que la mayoría de estos productos tienen un interés fijo inicial que se aplica durante los primeros 12 o 24 meses. De todos modos, se espera que este índice se mantenga bajo cero unos años más, así que pasado este período, el tipo que se aplicará será previsiblemente bajo.

Los intereses fijos de las hipotecas serán bajos

En paralelo, es más que probable que la banca mantenga bajos los tipos de sus hipotecas fijas para que los solicitantes las elijan en detrimento de las variables. En estos momentos, podemos encontrar ofertas con intereses fijos a partir del 1% para plazos cortos (de 10 o 15 años) y de menos del 1,50% para plazos de 20 o 30 años.

 

Los hipotecados se decantan por las hipotecas fijas a pesar el euríbor negativo

El último dato que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE) relativo al número de hipotecas fijas que se contrataron en agosto de este año ya suponía casi el 50% del total de hipotecas firmadas ese mes. Lo que demuestra que la gente busca en los actuales tipos fijos, más parecidos a los variables que veíamos en el mercado hace unos años, la tranquilidad y estabilidad frente a un contexto de incertidumbre económica que no ofrece garantías.

Aumenta el número de subrogaciones a raíz del euríbor negativo

Aquí es donde entra en juego la subrogación, por la que la mayoría de las entidades están dispuestas a asumir las hipotecas de otros bancos mejorando las condiciones de sus clientes. Si hace 10 años la media de tipos a la que se firmaban hipotecas rondaba el 4%, hoy en día es posible conseguir unos tipos fijos al 1,5% y variables de euríbor +0,75%. En este sentido, “estamos ante un momento espectacular para subrogar, tanto a fijo como variable, si hemos comprado una casa en los últimos diez años”, sentencia el director de Hipotecas de iAhorro.

 

¿Euríbor negativo hasta más allá de 2030?

Esta apuesta por las hipotecas fijas que están haciendo las entidades no es casual, pues los bancos españoles tienen más que asumido que el euríbor se mantendrá bajo durante mucho tiempo. Son destacables, en ese sentido, las declaraciones del consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, que señaló recientemente que los mercados creen que este índice no volverá a pisar terreno positivo hasta el año 2031.

Precaución ante el euríbor negativo de hoy

Se aconseja prudencia a los que quieran contratar una hipoteca variable con un plazo largo, pues es prácticamente imposible saber cuál será la cotización del euríbor dentro de 20 o 30 años. Así, los expertos de este comparador recomiendan calcular previamente a cuánto ascenderían las cuotas si este índice subiera para asegurarse de poder pagarlas sin problemas.

COMENTARIOS