El pasado 1 de octubre de 2013 se publicó en el BOE el programa de ayudas 2013-2016 para la rehabilitación energética de edificios existentes de uso residencial, aprobado por el Consejo de Administración del IDAE, el 25 de junio de ese mismo año. Pero, ¿qué ayudas se pueden solicitar? ¿Qué cubren las subvenciones?

 

¿Cuál es el objeto de este programa de ayudas?

El objeto de este programa de ayudas es incentivar y promover la realización de actuaciones integrales que favorezcan el ahorro energético, la mejora de la eficiencia energética y el aprovechamiento de las energías renovables en los edificios existentes del sector residencial (uso vivienda y hotelero). Todo esto en un país donde un 58% de las viviendas se construyeron antes de que se aplicara la primera norma sobre Condiciones Térmicas de los Edificios, en 1979, que determinaba el nivel mínimo de aislamiento térmico que debían tener los edificios.

La finalidad de esta última norma es avanzar en una economía baja en carbono, lo que requiere actuaciones en los edificios de baja calidad energética, construidos en los años 50, 60 y 70, para reducir el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero, con respecto a 2005, en el año 2020.

 

rehabilitacion energetica

¿Qué tipo de obras podrán solicitar las ayudas para la eficiencia energética?

1. Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica

Estas obras implican fachadas, medianeras, suelos en contacto con el terreno y paredes en contacto con espacios no habitables como garajes o zonas comunes en contacto con el exterior.

Las actuaciones energéticas sobre la envolvente térmica contemplan soluciones constructivas convencionales y no convencionales. Las primeras, las convencionales, se utilizan habitualmente en los edificios para reducir su demanda energética (carpinterías exteriores, vidrios, protecciones solares…); las no convencionales son conocidas como medidas de “arquitectura bioclimática” (muros trombe, muros parietodinámicos, invernaderos adosados, sistemas de sombreamiento, ventilación natural…).

Para poder acceder a estas ayudas hay que justificar técnicamente que las obras mejoren el aislamiento térmico y demostrar que alcanzan el nivel mínimo requerido, de ahí la necesidad de que se realicen por un profesional como un arquitecto, aparejador o ingeniero.

El ayudas cubren el 30% del coste de las obras con un límite máximo de 3.000 €/vivienda. Además, se puede conseguir un préstamo del 60% con un máximo de 6.000 €/vivienda.

 

2. Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación

El objetivo de estas obras es reducir el consumo de energía de las instalaciones térmicas de calefacción, climatización, ventilación, producción de agua caliente sanitaria, climatización de piscinas e iluminación de los edificios residenciales como…

– Reforma de salas de calderas con sustitución de equipos de producción de calor para calefacción y agua caliente sanitaria por otros de alta eficiencia energética.

– Sustitución de energía convencional por energía solar térmica para la calefacción, climatización y producción de agua caliente sanitaria y climatización de piscinas.

– Colocación de un sistema de contabilización de consumos individuales en edificios con calefacción central para el reparto adecuado de los costes en función del consumo.

– Sustitución de equipos de climatización por otros de alta eficiencia energética.

– Obras de mejora para la eficiencia energética de instalaciones de iluminación de zonas comunes de edificios como luminarias, lámparas, sistemas de control automático de encendido/apagado y la reubicación de los puntos de luz para reducir consumos.

Este tipo de obras tienen un préstamo del 90% con un máximo en función de la potencia del aparato, sujeto de la ayuda.

 

rehabilitacion energetica

3. Sustitución de energía convencional por biomasa en instalaciones térmicas

Las actuaciones realizadas en instalaciones de calefacción, climatización, producción de agua caliente sanitaria y climatización de piscinas que incluyan sistema de intercambio humos/agua y que sustituyan a instalaciones de energía convencional existentes en edificios del sector residencial, incluyendo la modificación de redes de calefacción y climatización existentes.

El préstamo para estas obras es del 50%, con un máximo en función de la potencia del generador (el aparato sujeto de la ayuda), o 90%, si se incluye una memoria del proyecto de ejecución del sistema con un máximo en función de la potencia del aparato sujeto de la ayuda.

 

4. Sustitución de energía convencional por energía geotérmica en instalaciones térmicas

Actuaciones sobre las instalaciones de calefacción, climatización, producción de agua caliente sanitaria y climatización de piscinas que sustituyan a aquellas de energía convencional en edificios y que incluyan la modificación de redes de calefacción/climatización.

En el caso de las instalaciones de geotermia, se consideran costes elegibles, también, conceptos como el coste de la realización de los estudios, ensayos, sondeos y simulaciones preliminares previas a la realización del diseño de la instalación; sondeos, excavaciones, cimentaciones, zanjas, urbanización y demás elementos necesarios para su explotación, y redes de calor/frío y estaciones de intercambio.

Este tipo de obras tienen un préstamo del 90% con un máximo en función de la potencia del aparato sujeto de la ayuda.