El Gobierno ha decidido ampliar casi tres meses más (hasta el 31 de octubre) las medidas sociales para suspender los desahucios y prorrogar la posibilidad de los inquilinos vulnerables de pedir una moratoria o una condonación de su vivienda de alquiler

Es la segunda ampliación consecutiva de unas medidas de carácter urgente en materia de vivienda, que inicialmente estaban previstas hasta el final del estado de alarma en mayo, y tras una primera prórroga hasta el 9 de agosto. 

Descubre las ayudas al alquiler por COVID

Las medidas del Gobierno no perjudicarán a pequeños tenedores

También se ha ampliado hasta finales de octubre el plazo para solicitar la moratoria o condonación parcial de la renta cuando el arrendador sea un gran tenedor o una entidad pública. Por lo tanto, esta medida no afectará a pequeños propietarios de vivienda, dado que muchos de ellos viven, precisamente, de ésta.  

Igualmente, se ha extendido el plazo durante el cual los arrendadores que sean titulares de la vivienda y queden afectados por la suspensión de los desahucios pueden presentar la solicitud de compensación. Así, podrán hacer frente a posibles situaciones de vulnerabilidad social económica en el ámbito de la vivienda.

Con la ampliación hasta el 31 de octubre de 2021 prevista para estas medidas, el nuevo plazo hasta el que se podrá presentar la solicitud queda fijado en el 30 de noviembre de 2021.

Asval no está de acuerdo con la decisión del Gobierno

La Asociación de Propietarios de Vivienda en Alquiler (Asval) defiende que la aprobación de la prórroga del decreto antidesahucios no soluciona el problema de la vivienda en España y que, una vez más, perjudica sólo a los propietarios. 

Asimismo, la asociación insta al ejecutivo a crear más medidas para fomentar la vivienda de alquiler asequible y a ofrecer la seguridad jurídica necesaria para ayudar a desarrollar el sector inmobiliario, que se ha visto tan afectado por la pandemia.