29 abril 2019

La mitad de los inmuebles en España tiene casi 50 años, por lo que no es de extrañar que una amplia mayoría de los hogares califique su baño de “mejorable”. Si estás entre ese 15% que se plantea hacer una buena reforma no solo para revalorizar la casa sino para que te haga la vida más fácil, te damos cinco claves para que encuentres el equilibrio perfecto entre innovación, diseño y funcionalidad.

1. No escojas lo de siempre, el baño también ha evolucionado

Pensemos en otras estancias de la casa como la cocina, por ejemplo. A la hora de reformarla, a nadie se le pasa por la cabeza poner los mismos elementos que hace décadas. ¿Por qué con el baño sí lo hacemos? Es hora de empotrar las cisternas en la pared y suspender el inodoro y los muebles. Ganaremos espacio, tendremos un baño mucho más moderno y a la vez ganaremos en higiene y en facilidad de limpieza. Sin recovecos, la batalla contra la suciedad está ganada.

2. Gana espacio con soluciones compactas

Además, no pensemos que todas estas soluciones son estándar. Si el espacio es reducido, existen modelos de sanitarios y muebles suspendidos con poca proyección, que ayudan a ganar esos centímetros esenciales en los baños pequeños. Incluso existen sifones empotrados para los lavabos, que permitirán conseguir una sensación de mayor amplitud.   

3. La tecnología también llega al baño

Igual que en la cocina se tiende hacia una estancia más tecnológica, donde cada pieza nos facilita el día a día, ¿por qué no aplicar este principio al baño? La última tecnología de descarga, a través de pulsadores de última generación, asegura el consumo sostenible y un ahorro de, como mínimo, 1,5 litros de agua en cada uso. También existen innovaciones patentadas para tener un baño más higiénico y fácil de limpiar, como los inodoros que hacen desaparecer las tradicionales bridas de descarga de la taza.

decoración baño

4. Si no quieres prescindir del bidé, escoge un «2 en 1»

Quien piense que por tener un espacio reducido debe olvidarse del bidé está muy equivocado puesto que existen soluciones 2 en 1. Así, el inodoro bidé  permitirá ganar espacio sin renunciar a la higiene íntima con agua. Un toque de sofisticación que además permitirá estar a la última, pues ya existen modelos que permiten personalizar las opciones (intensidad o temperatura del agua, por ejemplo) a través del smartphone.

5. El desagüe atascado ya es historia

Cambiar la bañera por una ducha es muy habitual, pero vale la pena decidirse por una ducha de obra que permite un diseño innovador y otras importantes ventajas. Hay sistemas que hacen desaparecer el agua por detrás de la pared mediante un sistema de sifón empotrado. Hay canales que impiden la acumulación de suciedad al evacuar el agua a través de un pequeño colector.

Lo bueno es que ambos sistemas permiten que el suelo del baño sea una superficie continua, sin interrupciones y sin rebordes donde puedan acumularse la suciedad y los malos olores. Y es que lo único que quedará a la vista será un embellecedor que esconde un filtro anticabello, muy fácil de retirar para limpiarlo, y que además impide las obstrucciones.

Jorge Tornero. Director Técnico de Geberit

Facebook Comments