14 enero 2019

Ha sido aparecer en Netflix y convertirse en toda una estrella mediática. Aunque los más aficionados a los libros de autoayuda probablemente ya la conozcan de mucho antes. Porque Marie Kondo (1984) lleva acumulando éxitos desde hace ya unos años, gracias al bestseller La magia del orden (2015).

La llaman la gurú del orden, porque esta japonesa ha escrito cuatro libros sobre organización, de los que ya ha logrado vender casi cuatro millones de copias en treinta y tres países, que se dice pronto. La revista Time la incluyó en su lista de las 100 personas más influyentes del mundo y, por si esto fuera poco, hace poco Netflix le ha dedicado un reality: ¡A ordenar con Marie Kondo!, en el que predica con sus mantras en pro de la organización en los hogares.

El problema está en que es tan radical en sus recomendaciones, que muchas personas se niegan en rotundo a ejecutar su implacable método. De hecho, ella misma se considera una maniática de la organización en el hogar, capaz de tirar a la basura cualquier cosa que amenace con enredar.

Recomienda deshacerse de toda la ropa que no se usa, de los libros que no se leen y de fulminar por completo todos esos objetos pequeñitos que pululan por casa sin saber muy bien por qué. Si quieres ahorrarte los documentales y el libro (por aquello de no acumular), te recomendamos echar un vistazo a los mejores consejos de Marie Kondo para ordenar tu casa. No podemos prometer nada, pero por probar que no quede.

Guarda únicamente aquello que te hace feliz

Es el mantra esencial de la filosofía de Marie Kondo: solo debes guardar aquello que te proporciona felicidad. Esto te obligará a hacer un importante ejercicio de honestidad, para desprenderte de muchos de los objetos a los que te aferras por si acaso un día

A la hora de ponerse manos a la obra con el orden de un armario o un cajón, lo que propone Marie Kondo es dejar todas las cosas en el suelo e ir cogiendo cada objeto para hacerte una pregunta: ¿Lo quiero o lo necesito de verdad? ¿Me hace feliz? En tu respuesta estará el destino de ese objeto. Si finalmente no te quedas con él, podrás tirarlo o hacer una donación.

Organiza por categorías

No hay que empezar a ordenar por habitaciones o estancias de la casa, no. Según Marie Kondo, es importante establecer un orden por categorías, de modo que si empezamos por la ropa, nos dedicaremos a organizar (esto implica ver, seleccionar y tirar/donar) solo la ropa de todos los armarios o cajones que contengan ropa. Y así con todo lo demás: vajillas, utensilios de cocina, juguetes, libros, etcétera.

Empieza por ordenar tu ropa

Es fundamental en el método Marie Kondo. Lo primero que debes hacer cuando te pongas manos a la obra con el orden de tu casa es organizar tu ropa. Si eres de los que tienen montañas y montañas fuera y dentro de los armarios, este primer paso te vendrá como anillo al dedo. Porque te quitarás de encima un peso considerable.

La gurú considera que la ropa es lo más fácil y por eso comienza por ella. Cuando te hayas desprendido de todas las prendas que ya no quieres, es muy probable que termines conservando únicamente un tercio de lo que tenías. Y eso dará mucho espacio a tu armario. Luego tendrás que continuar con los libros, papeles, otros objetos y por último, lo más complicado: aquellas cosas que tienen un valor sentimental. Está claro que tienes mucho trabajo por delante.

La austeridad es la clave

En prácticamente todo. Si hay cosas que no te hacen sentir feliz, tendrás que eliminarlas de tu vida. Porque si tu casa parece un museo – con tanta foto y tanta figurita – tendrás que aprender a despedirte. Marie Kondo no soporta ni los excesos ni los chismes, así que olvídate de tener las estanterías llenas de objetos decorativos. Estos generan una sobrecarga de información visual que hay que abolir.

Y esto no solo debe aplicarse a la decoración, como decíamos. Cuando ordenes debes conseguir que todas las cosas que necesites estén a la vista, de modo que de un solo vistazo puedas saber lo que tienes a tu disposición.

No compres productos de almacenaje

Ojo, pero que ahora no se te ocurra acudir a ninguna tienda para comprar soluciones de almacenaje en forma de contenedores y demás artículos para el orden. Porque Marie Kondo no cree en ellos. Considera que esta clase de cajas, separadores y demás artilugios solo contribuyen a generar más desorden. Tus aliados los tienes en casa: cajas de zapatos y rollo de papel higiénico vacíos. Aquí podrás meter no solo camisetas, sino ropa interior, calcetines o incluso cables.

Facebook Comments