El Gobierno llevará el anteproyecto de Ley de Vivienda al Consejo de Ministros para su aprobación en el segundo trimestre de este año, según se recoge en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a Bruselas el pasado viernes.

Se trata de un texto legislativo cuyo contenido no afecta a lo dispuesto en la normativa en materia de ayudas de Estado, por lo que todo lo relativo a la futura Ley de Vivienda se mantiene.

El Gobierno ha explicado que esta tendrá un impacto favorable en el conjunto de la sociedad y, especialmente, en las personas y hogares más vulnerables, pero que también será positiva para el desarrollo del sector de la construcción y, específicamente, de la rehabilitación y el alquiler.

“Habrá más acceso a la vivienda asequible”

El Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha subrayado que una parte importante de la población tiene serias dificultades de acceso a la vivienda a precio asequible y un gran número de hogares se encuentra en situación de vulnerabilidad social y económica. Por este motivo, ha añadido, la elaboración de la Ley de Vivienda se desarrolla en un momento especialmente relevante.

Ábalos ha concluido que existe mucha sobrecarga financiera en los hogares, especialmente de las que residen en alquiler. Y es que un 37,4% destina más del 40% de sus ingresos al pago de la renta, muy por encima del porcentaje medio de la Unión Europea, situado en el 24,2%. Además, 3,5 millones de personas en España están en situación de pobreza energética.