1 septiembre 2016

La factura de la luz es un concepto que cada vez preocupa más y por eso todo el mundo busca nuevos métodos para ahorrar, mientras que la eficiencia energética es un hábito que posibilita reducir el consumo de electricidad en una vivienda y, como resultado, conseguir un ahorro en el recibo.

Esta práctica no solo se emplea para usuarios domésticos sino también para profesionales que tienen un alto consumo. ¡Te explicamos cómo conseguirlo!

Elige un buen sistema de calefacción

Eficiencia energética en el hogar

El sistema de calefacción es uno de los que más consumo genera, sobre todo durante los meses de invierno. ¿Qué debes tener en cuenta para poder ahorrar y ser realmente eficiente en este aspecto?

Primero, asegúrate de que estás utilizando un tipo de energía económico. En este sentido, el gas natural es uno de los abastecimientos más baratos que hay, sobre todo si se compara con el gas propano o el butano. Además, se considera un puente entre las energías renovables y las convencionales.

Otro aspecto que incide en tu consumo es el sistema de calefacción que tengas instalado. Aquí te ofrecemos un listado de los aparatos que mejoran la eficiencia energética de tu hogar:

  • Las calderas de condensación son el sistema más eficiente porque consiguen reducir el consumo de energía en un 20 %.
  • Los acumuladores de calor son adecuados para personas con discriminación horaria, sobre todo porque les permiten acumular calor durante la noche y utilizarlo por el día.
  • Las bombas de calor se utilizan cada vez más porque permiten tener aire frío en verano y aire caliente en invierno.

Bombillas led para reducir el consumo en iluminación

Eficiencia energética en el hogar

La iluminación de una vivienda puede parecer un gasto muy pequeño en comparación con otros, pero es muy importante a la hora de ahorrar en la factura. Algunos trucos que pueden ayudarte son:

  • Cambiar las bombillas convencionales por las bombillas LED
  • Incorporar lámparas halógenas o tubos fluorescentes
  • Emplear lámparas incandescentes o de bajo consumo

Estas medidas pueden parecer muy básicas, pero mejoran enormemente la eficiencia energética de cualquier hogar, empresa o comunidad de vecinos.

Elige electrodomésticos con etiqueta energética

La etiqueta energética informa sobre el consumo de energía que realiza un aparato eléctrico en concreto. Cada vez son más utilizadas (sobre todo en los nuevos electrodomésticos que se compran), y permiten saber si ocasionarán mucho consumo o no.

Los aparatos eléctricos con una alta eficiencia energética tienden a ser más caros, pero es una inversión que puedes amortizar en un período muy corto de tiempo gracias al ahorro energético que conseguirás a corto plazo. La etiqueta se distribuye de la siguiente manera:

Eficiencia energética en el hogar
Es importante escoger un electrodoméstico que se encuentre entre las tres primeras calificaciones.

Revisa tu tarifa de electricidad

Eficiencia energética en el hogar

Encontrar una tarifa de electricidad con descuentos y buenos servicios de mantenimiento no es imposible, ya que existen muchas tarifas disponibles en el mercado regulado y en el mercado libre que permiten poder escoger las condiciones de contratación. Esto podría llegar a marcar un ahorro importante en la factura de luz.

Si te animas, puedes probar algún que otro comparador de energía disponible en Internet.

Renovar las ventanas ayuda en la eficiencia energética

El cambio de ventanas es otro aspecto que puede mejorar la eficiencia energética de tu hogar. Siguiendo estas líneas, deberás saber que cada vez son más las personas que deciden instalar ventanas de PVC porque optimizan el aislamiento térmico, evitando así las pérdidas de calor en invierno y frío en verano, con el doble acristalamiento que incorporan.

Como consumidor, puedes informarte de los posibles Plan Renove que se pongan en marcha dentro de tu comunidad.

Facebook Comments