15 julio 2019

PUBLIRREPORTAJE

Hay muchas cosas que podemos hacer para intentar salvar nuestro planeta. Y muchas las podemos hacer desde nuestra propia casa. De hecho, en La Guía de los Vagos para Salvar el Mundo, una curiosa publicación con recomendaciones realizadas por la ONU, se incluyen infinidad de acciones que podemos llevar a cabo desde el sofá y que no nos costarán ni un céntimo.

Desde compartir las publicaciones interesantes sobre ecología en las redes sociales, hasta desconectar los electrodomésticos que no utilices o darte duchas cortas, pasando por regular el termostato de la calefacción y, cómo no, separar todos los residuos que se generan en el hogar.

Pero para que tu vivienda sea lo más sostenible posible, tendrás que llevar a cabo una serie de acciones. La primera y más importante tiene que ver con la concienciación. A partir de ahí, puedes dejarte ayudar por las distintas soluciones que hoy te propondremos aquí y que están disponibles en cualquier tienda IKEA.

¿Tienes ya iluminación LED?

Si todavía no has dado el paso, será preciso que pases toda la iluminación de tu casa a LED. Reducir la factura de la luz es una de las primeras acciones de cualquier hogar eficiente que se precie. ¿Sabías que las lámparas LED consumen un 80% menos que las luces tradicionales?

Lo que recomiendan los expertos es sustituir las bombillas halógenas por las LED y, si tienes bombillas de bajo consumo, esperar a que terminen su vida útil para incoporar las nuevas LED. En cualquier caso, lo más recomendable es usarlas en las estancias donde más horas estén encendidas, puesto que lo notarás enseguida en la factura de la luz. Y el planeta te lo agradecerá.

Sea cual sea el tipo de iluminación que necesites, en IKEA encontrarás un interesante catálogo de iluminación LED, que incluye diferentes bombillas, lámparas y focos más eficientes. Piensa en el tipo de iluminación que necesitas y luego bucea en este catálogo LED.

Renueva tus electrodomésticos

Una de las recomendaciones más extendidas para hacer nuestro hogar más sostenible tiene que ver con la compra de electrodomésticos eficientes. A la hora de adquirir uno nuevo o de renovar los antiguos es vital fijarse en la etiqueta energética y en IKEA tienes un interesante catálogo de electrodomésticos con los que alcanzar este objetivo.

Aunque en el momento de la compra tengas que desembolsar un poco más, verás que pronto lo notas en la factura energética. Puedes optar, por ejemplo, por el frigorífico FROSTKALL o KYLSLAGEN, el lavavajillas integrado HYGIENISK o la lavadora RENLIG, todos ellos con etiqueta A+++ o A++, que garantizan la máxima eficiencia en el hogar.

Ahorrar desde la cocina

La cocina es el punto de la casa desde el que más energía se consumo. Allí tenemos el único electrodoméstico de la casa que funciona 24/7 y que, como habrás adivinado fácilmente, es el frigorífico. Pero también está el horno, el microondas, el lavavajillas, el extractor, la placa vitrocerámica o de inducción.

Contrariamente a lo que pudiera pensarse, esta última es una interesante aliada para los ahorradores. Y es que, gracias al calor residual, podemos apagar el fuego antes de que termine el tiempo de cocinado. De hecho, puedes llegar a hervir hasta dos litros de agua en 5 minutos, mientras que con una vitrocerámica tardarás el doble.

Otra cosa que puedes hacer para ahorrar energía es cocinar al vapor, porque mediante esta técnica se consume menos energía y se cocinan alimentos mucho más saludables. ¿Sabías que en IKEA venden una vaporera? Es la serie STABIL y contiene infinidad de accesorios para cocinar verdura, pasta y cualquier otro alimento que necesites en menos tiempo.

Es importante, además, que conserves los alimentos en el frigorífico o el congelador para evitar el consabido desperdicio. No en vano, según datos de la FAO, un tercio de la comida que compramos en el mundo acaba en la basura. Déjate ayudar por tu conciencia y por la gran cantidad de sistemas de almacenaje de alimentos que tienes en IKEA, como las útiles bolsas reutilizables con cierre ISTAD, el juego de botes PRUTA y si prefieres el vidrio, cualquiera de los recipientes IKEA 365 con tapa hermética.

Aprovecha que estás en esta sección para pasar del plástico y organizar tu despensa en botes de cristal. Si optas por la compra a granel, conseguirás reducir en gran medida los residuos que generas desde el hogar, lo tendrás todo mucho más organizado y evitarás el desperdicio de alimentos.

Los textiles para regular la temperatura

Tanto en invierno como en verano, es vital tratar de regular la temperatura en el hogar. En verano, evitar que entre demasiado el sol en las horas de más calor para gastar menos aire acondicionado y en invierno, aprovechar al máximo los rayos para no consumir tanta calefacción. En muchas casas, el calor se escapa por el suelo y las ventanas.

En invierno, lo más recomendable son las alfombras. Son una buena solución para evitar las fugas de calor. Las LANGSTED son lo más nuevo y colorido en alfombras de pelo corto que puedes encontrar en IKEA. En verano, las cortinas y estores pueden convertirse en geniales aliados para regular la entrada de calor por las ventanas. Puedes optar por una cortina clásica en beige, como la TIBAST, que deja filtrar la luz exterior para dar un aire cálido a las estancias, un estor plisado tan económico como el SCHOTTIS o un panel japonés tan estiloso como el YRLA, que mantiene la intimidad y deja ver hacia el exterior.

Separar, separar y separar

A estas alturas, lo más probable es que ya estés separando todas las tipologías de residuos que generas en tu hogar. Pero lo cierto es que no es fácil. En pisos pequeños se hace difícil reservar un espacio para el plástico, el vidrio, el papel y el cartón y los residuos orgánicos. De ahí que sea tan importante encontrar una solución práctica para la cuestión del reciclaje.

Echa un vistazo a la sección de cubos de basura y de reciclaje de IKEA. Puedes encontrar el cubo de basura con pedal STRAPATS (lo tienes disponible en distintas capacidades), el SNÄPP, ideal para baños; o los VARIERA, disponibles en distintas capacidades, combinables con la estructura UTRUSTA, para que de este modo puedas personalizar tu propio rincón de reciclaje y mantenerlo ordenado (y escondido) en un armario.

Y tú, ¿has dado ya los primeros pasos para hacer más sostenible tu hogar?

Facebook Comments