2 Enero 2017

Durante el año 2016, el mercado del alquiler en España ha hecho historia. Gracias a los datos registrados en ese periodo, las perspectivas que se abren para el 2017 son muy positivas. ¿Quieres saber qué depara el nuevo año para el sector? En este artículo te contamos algunos aspectos clave a tener en cuenta en los próximos 12 meses.

 

Afinanzamiento definitivo

Durante el 2016, el alquiler ha crecido de una manera imparable. De hecho, muchas familias de nueva creación y jóvenes ya eligen arrendar como modelo residencial. En el sector hablábamos de cambio de paradigma, pasando de la compra al alquiler, como una realidad.

La flexibilidad, la facilidad de acceso y el hecho de que se adapte a las nuevas necesidades que surjan durante sus vidas hacen que muchos inquilinos vivan de alquiler porque así lo han elegido. En 2017 esta modalidad seguirá creciendo en España, acercándose cada vez más a la convergencia con Europa.

 

Nuevo plan de vivienda

En 2016 hemos vivido 10 meses sin Gobierno. Esta situación, ha repercutido negativamente en todos los ámbitos legislativos. En lo que a alquiler se refiere, el 2016 ha supuesto una parálisis total de propuestas y nuevas medidas.

Con el fin del año y la formación de un nuevo ejecutivo, en 2017 se reactivarán las políticas inmobiliarias. De hecho, Íñigo de la Serna, nuevo Ministro de Fomento, ya ha puesto a su equipo a trabajar: en el nuevo año se pondrá en marcha el Plan Estatal de Vivienda (2017-2020).

Este texto, que tendrá como eje principal el alquiler, se centra en dos medidas principales. Por un lado, el nuevo ejecutivo quiere potenciar las ayudas, y por otro, trabajar para facilitar el acceso a una vivienda a las personas con menos recursos.

 

alquiler 2017

 

Morosidad

La morosidad continúa siendo uno de los principales lastres para el sector inmobiliario del alquiler español. Según los últimos datos de Fichero de Inquilinos Morosos (FIM), los impagos han aumentado un 8,49%.

Durante el 2017, uno de los grandes retos será trabajar en la disminución de la morosidad. Para ello, es fundamental tomar medidas preventivas previas a la formalización del contrato de arrendamiento, evitando así encontrarse con un inquilino moroso.

Además, sigue siendo necesaria mayor protección jurídica para los propietarios, que además servirá para disuadir a morosos profesionales. Con unos juzgados específicos y más medios físicos y humanos en la justicia, se agilizarían los casos derivados de incumplimiento de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

 

Potenciar la oferta

Este 2016 la oferta de inmuebles en alquiler ha sido insuficiente para la demanda de inquilinos. Durante el 2017, los que día a día trabajamos en el sector inmobiliario, tendremos que trabajar para equilibrar el mercado.

Para ello, necesitamos una Administración comprometida con el sector, que proponga medidas que incentiven el alquiler de viviendas que permanecen cerradas. Además, es necesario continuar trabajando en la profesionalización del sector para darles a los propietarios la seguridad y herramientas necesarias para arrendar con seguridad.

 

Poner en valor el alquiler residencial

Durante este año, muchos propietarios han decidido destinar sus viviendas al alquiler turístico. El dinero fácil es atractivo, pero sin duda resulta mucho más inseguro. Este 2017 tenemos que poner en valor el alquiler destinado a vivienda habitual frente al turístico. El alquiler residencial es más estable, seguro y rentable si se cuenta con el asesoramiento adecuado.

¿Cuáles son los retos y oportunidades que crees que plantea este 2017 para el alquiler en España? ¡Cuéntanoslo!

Facebook Comments