17 Mayo 2017

Deducciones en el alquiler y la compra de vivienda

El pasado mes, la Agencia Tributaria comenzó con la campaña de la renta 2016. En los últimos años las ventajas fiscales de las que os podéis beneficiar los propietarios e inquilinos han ido variando. Por ello, te explicamos todas las deducciones que hay en la actualidad para que puedas disponer de toda la documentación necesaria.

Deducciones de propietarios

Como es normal, los dueños de una vivienda arrendada estáis obligados a declarar los ingresos provenientes de las rentas obtenidas por el alquiler de la propiedad. Asimismo, los arrendadores sois los más beneficiados en la cita con Hacienda. Siempre y cuando los gastos estén justificados, podéis deduciros de diferentes aspectos en la declaración del IRPF:

  • Los intereses generados por los préstamos destinados a la compra o mejora de una vivienda.
  • Las tributaciones relacionadas con el inmueble. Todos los impuestos que inciden en las retribuciones o en la vivienda que tienes alquilada como: el IBI, o el alumbrado, entre otros.
  • Gastos por la formalización del contrato y seguros. Los propietarios de una vivienda de alquiler podéis beneficiarios de la deducción de los gastos provenientes por la formalización del documento que regula el alquiler, de la defensa jurídica y de las primas de los seguros de hogar.
  • Costes de reparación y mantenimiento del inmueble. Todos aquellos pagos relacionados con la adecuación de los bienes materiales, que no sean gastos de ampliación o mejora de la vivienda, pueden ser deducidos. Algunos ejemplos pueden ser el pintado o arreglo de las instalaciones.
  • La amortización de la vivienda. En la declaración de la renta, también puedes incluir la liquidación del pago del inmueble y todos los bienes que contenga (el 3% del valor catastral por desgaste, sin incluir el suelo)
  • Las cantidades gastadas en servicios comunitarios. Los gastos en portería, en cuidado de zonas comunes, vigilancia y todos los gastos derivados del mantenimiento de la finca son otros de los aspectos de los que puedes deducirte.

Deducciones de inquilinos

En caso de que seas habitante de un piso alquilado, al contrario que ocurre con los propietarios, podrás beneficiarte de pocas deducciones en tu cita con Hacienda. Tras la reforma fiscal, aprobada en el año 2015, los beneficios estatales por el alquiler de una vivienda como uso habitual, desaparecieron. A pesar de ello, todas las comunidades autónomas, exceptuando La Rioja, Murcia y Baleares, han regulado las deducciones autonómicas.

Facebook Comments