23 julio 2017

Estamos acostumbrados a tener una conexión a Internet estable en casi cualquier momento en nuestro día a día, sobre todo cuando nos encontramos en nuestro hogar. Sin embargo, durante las vacaciones resulta más difícil, y en muchas ocasiones, las zonas WiFi no son suficientes.

Por este motivo, existen opciones de Internet sin permanencia para vacaciones para tener tu propia conexión a Internet cuando sales de tu domicilio principal. Algunas fijas, como el ADSL, y otras portátiles como el 4G, que puede ser mejor que el ADSL en muchos casos.

ADSL sin permanencia

El ADSL, a pesar de ser una conexión que alcanza menos velocidad que la mayoría, sigue siendo una apuesta segura si lo que necesitas es poder navegar sin límites. El problema es que este tipo de conexiones suele contar con compromiso de permanencia, por lo que no son aptas para contratar en vacaciones. Eso sí, hay excepciones sin permanencia.

La más atractiva probablemente es el ADSL de Jazztel, que si bien es cierto que mediante portabilidad cuenta con 12 meses de permanencia, también lo es que si se trata de un alta nueva no cuentas con ningún tipo de atadura. Tu conexión de ADSL de Jazztel en segunda residencia te saldrá por menos de 30 euros al mes, cuota de línea e IVA incluidos.

Otra opción, aunque menos ventajosa, es la de Movistar. Puedes contratar Línea Vacaciones junto con un ADSL básico por un precio mensual razonable, pero el coste del alta supera los 100 euros. Esto hace que el ADSL de Movistar sea una opción muy poco provechosa para la mayoría de usuarios de Internet que se planteen contratar Internet en vacaciones.

Internet en vacaciones, tarifas y opciones

Internet 4G en casa

La llegada del 4G hace unos años supuso una revolución en la velocidad de navegación a través de las redes móviles. Este hecho provocó que el 4G empezara a valorarse como una opción para dar servicio en los hogares.

De esta forma, varias compañías han apostado por ofrecer este servicio a los clientes, pero no siempre son ofertas sin compromiso de permanencia. Aunque en este caso, al ser una conexión portátil que puedes usar en cualquier lugar, no es tanto problema ya que podrás sacarle partido incluso cuando acaben tus vacaciones.

En 4G en casa destaca la oferta de Amena, que cuenta con 40GB de datos móviles para navegar y descargar. Es, sin duda, una de las más atractivas debido a su precio (menos de 30 euros) y a su ausencia de compromiso de permanencia. Eso sí, contratar esta tarifa tiene un coste inicial de 59€ por la compra del router.

En Orange, otra de las que cuenta con este servicio, sí tendrás compromiso de permanencia de 12 meses. Sin embargo, no deberás pagar nada por el router. Con el 4G en casa de Orange tendrás 35GB para navegar y descargar por algo más de 30 euros al mes, precio definitivo.

Datos móviles

La última opción que te proponemos para disfrutar de conexión a Internet en tus vacaciones puede ser válida si tu estancia no va a ser demasiado larga. Se trata de compartir con tus dispositivos la conexión de tu móvil.

Para ello, debido a que tus datos móviles no tendrán el apoyo de una conexión fija, deberás tener un volumen de megas considerable, que pueda abarcar el consumo de tu móvil y del resto de dispositivos que quieras conectar sin quedarte sin datos al instante.

Actualmente, Vodafone, Orange y Movistar tienen tarifas móviles con hasta 20 gigas de datos, que son más que suficientes para una estancia no demasiado prolongada y un uso racional. Y si el uso de Internet se va a limitar a navegar por páginas web y redes sociales, entre 7GB y 10GB es suficiente. En este abanico, además de las tres mencionadas tienen cabida otras como Amena, Lowi, Tuenti y MásMóvil.

También existe la opción gratuita de mantenerte desconectado durante tus vacaciones. ;)

 

Facebook Comments