24 mayo 2019

Cerca del 13% de los usuarios cambiaron de operador móvil en el 2018, mientras que el 11,3% lo consideraron, aunque no iniciaron el trámite; el 6,6% comenzaron el proceso de portabilidad, pero finalmente optaron por quedarse con su operador. Así lo reflejan los datos recogidos en la reciente oleada del Panel de Hogares CNMC correspondiente al cuarto trimestre de 2018.

El principal motivo: el ahorro

Una vez más, el ahorro es el principal motivo para realizar el cambio de operador: 6 de cada 10 usuarios lo hicieron con el objetivo de abaratar su factura. Asimismo, entre las otras razones destacan beneficiarse de la contratación de un paquete de servicios fijos y móviles (25%) y la insatisfacción con respecto a la calidad del servicio (20%). El 95% de los usuarios que cambiaron de operador mantuvieron su número de teléfono móvil, esto es, se marcharon manteniendo su número móvil.

Entre los ciudadanos que realizaron una portabilidad, un 89% no tuvieron que realizar ningún pago. Para los que sí fue obligatorio desembolsar dinero, el motivo fundamental radicó en la necesidad de liquidar la cláusula de permanencia asumida con su anterior operador de telefonía móvil; lo que sucedió en el 5,5% de las portabilidades.

Una cuarta parte tuvieron problemas con el cambio

Además, el 25,2% de los usuarios declararon haber tenido algún problema para cancelar su portabilidad móvil. Este porcentaje es casi 9 puntos porcentuales superior al obtenido a finales de 2017.

La cláusula de permanencia sigue estando presente en los servicios móviles, especialmente en los contratos de pospago. Un 29% de los usuarios afirman tener activa una cláusula de permanencia en el servicio. Por último, entre los motivos más citados por los usuarios como causa de la cláusula de permanencia están los descuentos en las tarifas o mejoras en las condiciones. En el pasado, no obstante, la principal razón eran la adquisición de un teléfono móvil con algún tipo de rebaja o descuento.

Facebook Comments