Desde Europa Press informan de que el sector promotor inmobiliario ha abogado porque las «tensiones dentro del Gobierno» en relación a la futura Ley de Vivienda acaben por desechar las propuestas que cree que darían cobertura a la ocupación ilegal, ya que esto dañaría a la imagen del país y, por ello, al interés inversor extranjero por invertir en España.

Así lo ha manifestado el presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima), Juan Antonio Gómez-Pintado, durante el encuentro de ‘Financiación Inmobiliaria de Madrid’, organizado por esta asociación junto con CaixaBank.

Gómez Pintado espera que las distensiones existentes en el seno del Gobierno en referencia a los planes de vivienda acaben con el triunfo de las «tesis razonables» que no den vía libre a la ocupación ilegal.

En su opinión, dar cobertura a este fenómeno dañaría la imagen del sector y a la seguridad de contar con una inversión extranjera constante, que tiene ahora una imagen de España como un país «seguro y fiable» en el que poder invertir.

Subida de los precios

Gómez Pintado ha señalado que, al contrario de los datos «tergiversados» que se han dado sobre la evolución del sector, el precio de la vivienda nueva subió un 0,7% el año pasado, y el de la usada un 0,8%, con la primera incluso recuperando la demanda previa a la crisis sanitaria en la última parte del año.

Asimismo, ha destacado la actitud adoptada por las empresas del sector que, «escarmentadas» por la crisis financiera de 2008, han sido más selectivas para proteger su caja y eso ha hecho que los visados de vivienda nueva hayan caído un 20%, pero que, una vez la pandemia pase, confía en que vuelvan los 120.000 visados que España necesita para mantener el equilibrio.

Respecto a las nuevas formas de negocio en el sector, ha resaltado el ‘build to rent’, que permitirá alcanzar un equilibrio «lógico» entre el alquiler y la compraventa hasta registrar niveles europeos.

En este sentido, el director ejecutivo de Banca de Empresa de CaixaBank, Luis Cabanas, ha indicado que el sector tiene que hacer compatible el mundo del alquiler con la compra, ya que la sociedad sigue prefiriendo comprar casa y el sector financiero «tiene que seguir financiándolo».

Cabanas también se ha referido a la evolución del sector inmobiliario, admitiendo que «ha sufrido un poco» pero muchos menos que las expectativas a las que apuntaban las previsiones de julio del año pasado, sobre todo en la vivienda nueva.

Por último, respecto a los fondos europeos, ha asegurado que tienen que ayudar al sector inmobiliario, así como al de la banca, a solucionar los problemas que ha causado la crisis económica derivada de la pandemia.

COMENTARIOS