25 abril 2019

Durante la última década y a consecuencia del ritmo frenético que la construcción vivió durante el boom inmobiliario, un porcentaje alto de las viviendas levantadas presentan defectos o vicios de construcción, según el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid).

¿Cuáles son los defectos de construcción más habituales?

El 60% de las reclamaciones efectuadas se debe a defectos que afectan a la habitabilidad o estanqueidad, fundamentalmente humedades en cubiertas y garajes. Le siguen, con un 30%, los daños producidos por la mala terminación de las obras, sobre en cuanto a alicatados en baños y cocinas se refiere.

Y finalmente, representan un 10% restante, las reclamaciones por los vicios ruinógenos, que se manifiestan en la aparición de grietas en fachadas.

¿Qué normativa regula los defectos constructivos ?

La Ley de Ordenación de la Edificación (LOE), norma aplicable a los edificios de nueva construcción o existentes con licencias solicitadas a partir del 6 de mayo de 2000, fecha de entrada en vigor de esta ley, recoge los distintos tipos de defectos y los plazos de garantía para interponer las reclamaciones.

¿Cuáles son los plazos de garantía para reclamar?

Las comunidades de propietarios tienen un plazo de 10 años para poder reclamar los daños materiales ocasionados en el edificio por vicios que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales.

Si los daños afectan, en cambio, a instalaciones que ocasionan el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad, la comunidad dispone de un plazo de tres años.

Y, finalmente, para elementos de terminación o acabado de las obras, sólo se podrá reclamar durante el año siguiente a la recepción de la vivienda.

A este respecto, los agentes involucrados en el proceso constructivo están obligados a responder por estos defectos mediante un Seguro de Responsabilidad Decenal (hasta diez años desde de la entrega de la vivienda).

Por ello, recomendamos hacer las reclamaciones oportunas a todos los agentes, la promotora, constructora, arquitecto y arquitecto técnico o aparejador, con la finalidad de interrumpir los plazos de prescripción de las acciones encaminadas a exigir la responsabilidad de los mismos.

¿Qué pasos tiene que seguir la comunidad para reclamar?

Antes de iniciar cualquier procedimiento es importante solicitar a un profesional cualificado un informe técnico o dictamen pericial para determinar el origen de los daños, sobre todo cuando se trata de grietas.

Previamente a iniciar una reclamación vía judicial, es fundamental requerir a la promotora o constructora, mediante burofax, la reparación de los defectos. Si no atiende al requerimiento o no surte efecto, la comunidad de propietarios podrá adoptar el acuerdo de iniciar la reclamación judicial.

Para que la comunidad pueda presentar una demanda por defectos de construcción, tanto de elementos comunes como privativos, es preciso que adopte el correspondiente acuerdo. Al tratarse de un acto de mera administración, solo es necesario llegar a la mayoría simple.

Con independencia de la acción ejecutada por la comunidad, cada propietario puede reclamar individualmente por los daños ocasionados en sus elementos privativos.

Facebook Comments