31 marzo 2020

El Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas cree que el trabajo de los administradores de fincas colegiados es “esencial” para preservar el correcto funcionamiento de la vida en comunidad.

En un comunicado, el Colegio General de Colegios de Administradores de Fincas detalla que el Real Decreto Ley que aprobó ayer el Gobierno establece que no se verán afectados los trabajadores que presten servicios de limpieza, mantenimiento, reparación de averías urgente y vigilancia, “actividades que desarrollan los porteros y conserjes de los edificios”.

Así, recuerda que, por el estado de alarma, la mayor parte de la población debe permanecer en sus viviendas, lo que “determina la necesidad, más que nunca, de que los edificios estén perfectamente administrados para que todos los servicios necesarios para la vida de las personas en sus hogares estén permanentemente en perfecto estado de funcionamiento”.

Los porteros y conserjes de fincas realizan una actividad esencial

“Los servicios que prestan las comunidades de propietarios a los hogares de los españoles son esenciales para garantizar las mejores condiciones de vida y su funcionamiento no puede verse alterado”, ha añadido.

También ha señalado que se hace más necesaria que nunca la solidaridad con los más vulnerables para procurarles todo lo que necesitan y no pueden obtener por sí mismos. Así, ha apuntado que todos los españoles deben estar vigilantes para que este confinamiento no haga más dura la vida de las mujeres que sufren violencia.

El presidente del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas, Salvador Díez Lloris, ha resaltado que la administración de fincas es una actividad esencial para garantizar que la población que debe permanecer en sus hogares mientras dure el estado de alarma tenga la garantía de vivir en las mejores condiciones posibles y recibiendo, todos los servicios de su comunidad de propietarios o de su urbanización.

Facebook Comments