4 diciembre 2020

Si hace casi un año alguien nos hubiera revelado que en 2020 estaríamos perfectamente adaptados al teletrabajo, seguramente habríamos pensado que estaba soñando. Lo que hemos vivido nos ha hecho más fuertes y, además, hemos aprendido a disfrutar de las pequeñas cosas y nos hemos entregado en cuerpo y alma al Espíritu Mediterráneo, con todo lo que ello aporta y significa en nuestras vidas.

Algunos se han mudado a su apartamento de la playa para trabajar desde allí y han visto que es perfectamente posible. Han comprobado, además, que unas buenas vistas al Mediterráneo son (casi) todo lo que uno puede pedir en la vida. Y qué mejor, además, que disfrutarlo con la gente que uno más quiere, un aperitivo y una copa de Larios 12, una ginebra premium suave y refrescante, que nos invita a vivir con plenitud el Espíritu Mediterráneo: a saborear las pequeñas sensaciones y del tiempo vivido a otro ritmo.

Este año hemos constatado que aquello de que la vida da muchas vueltas no es una frase hecha. Que las circunstancias, en definitiva, pueden darnos un giro de 180 grados que nos obligue a adaptarnos a cualquier situación como si fuéramos verdaderos camaleones.

Antes de marzo, el teletrabajo no era una práctica muy extendida entre los españoles. Pero a partir de ese momento, el número de personas que teletrabajaban se multiplicó por cinco, pasando de un 9% a un 47%. Casi nada.

Y aunque con el paso de los meses un buen número de trabajadores se han ido incorporando a sus puestos presenciales, uno de cada cinco empleados siguen disfrutando de las ventajas del teletrabajo.

El teletrabajo se ha convertido en la mejor forma de conciliar nuestra vida profesional con la personal y familiar. ¿Sabías que en las grandes ciudades pasamos, de media, cerca de diez horas en atascos? Teletrabajando ahorramos mucho tiempo en desplazamientos, combustible y dietas. También tenemos la posibilidad de organizar mejor nuestras cargas de trabajo, adaptándolas a las rutinas personales y familiares.

Teletrabajo en el Mediterráneo
Larios te invita a disfrutar 24/7 del Espíritu Mediterráneo

Hemos descubierto que podemos desarrollar nuestra vida profesional desde cualquier lugar. Y son muchos los que han dado el paso de teletrabajar fuera de la ciudad. Y es que desde marzo se ha detectado un incremento del interés por vivir fuera de las grandes ciudades. La gente busca mudarse en casas con balcón, terraza, jardín, pero, sobre todo, con espacio al aire libre. ¿Sabías que Larios te ofrece la oportunidad de empezar a disfrutar del Espíritu Mediterráneo durante todo el año?

Es hora de empezar a tomar decisiones y Larios puede ayudarnos. ¿Por qué no apostar por vivir alejados del mundanal ruido? ¿Qué nos impide empezar a disfrutar de un estilo de vida más tranquilo y saludable? El momento que esperábamos está aquí y mudarse a una casa en la playa para trabajar a distancia y, al mismo tiempo, disfrutar más y mejor de la vida desde nuestro lugar favorito en el mundo ya no es un imposible.

Aquellos que no tienen segunda residencia tienen ahora la oportunidad de hacerse con una vivienda con vistas al Mediterráneo y empezar a disfrutar de la experiencia del teletrabajo desde algún lugar soñado. Larios acaba de estrenar un concurso en el que se premia con 10.000 euros para poder disfrutar de una casa en el Mediterráneo y empezar una vida a otro ritmo.

Levantarse por la mañana, dar un paseo en la playa, ponerse a trabajar, disfrutar de un descanso frente al mar. Hacer de todos estos gestos nuestros hábitos cotidianos solo depende de nosotros. Pero ¿por qué no lo hacemos? Muchas veces, las rutinas y el trabajo diario no nos dejan ver más allá de lo que realmente queremos. Aunque, en realidad, tenemos muy claro cómo nos gustaría vivir.

Ha llegado el momento: nuestro Espíritu Mediterráneo es vivir a otro ritmo y disfrutar de los pequeños placeres de la vida. Larios nos invita a empezar hoy. ¿Te animas?

teletrabajar en el Meditarráneo

Busca tu lugar en el mundo: una selección de casas frente al Mediterráneo

Si no sabes por dónde empezar tu búsqueda, vamos a echarte una mano. Porque tenemos para ti una selección de maravillosas casas frente al Mediterráneo. Elige una de estas viviendas para empezar a teletrabajar mientras disfrutas de la vida en tu nuevo lugar favorito en el mundo.

Piso en Motril

Un piso en Motril para despertar frente al mar

Despertar frente al Mediterráneo: ¿es que se puede pedir más? Este magnífico piso es la oportunidad que te mereces para empezar a vivir la vida a tu ritmo. Aquí podrás disfrutar de toda la paz y la calma que necesitas para emplearte a fondo en el teletrabajo. Luego, podrás salir y respirar en su preciosa terraza frente al mar.

Casa en Valencia
Una casa con piscina en la Malvarrosa valenciana

El mar Mediterráneo está a un paso de esta sorprendente casa con piscina privada, ubicada en la playa de la Malvarrosa, en Valencia. Es una propiedad exclusiva con tres plantas, terraza ajardinada y mucho diseño. Desde aquí se respira tranquilidad. ¿A qué estás esperando para atraparla?

Teletrabajar en Benicassim
Unas vistas privilegiadas en Benicassim

¿Y si pudieras disfrutar de unas vistas privilegiadas desde una casa en primera línea de mar? Este chalet está situado en Benicassim, tiene tres habitaciones y un baño y está ubicado a muy pocos pasos del centro de la localidad.

Teletrabajar en el Cabo de Gata
Un bosque mediterráneo en Cabo de Gata

¿Qué tal si te das la oportunidad de disfrutar del encanto de vivir rodeado de un bosque mediterráneo? Esta casa en el magnífico paraje natural de Cabo de Gata (Almería), en un pequeño pueblo de pescadores muy tranquilo, ideal para descansar y perderse en la inmensidad de la naturaleza y el mar.

Teletrabajar en Málaga
Vistas en azul en el corazón de Málaga

La última propuesta que queremos hacerte en clave de Mediterráneo está en el corazón de Málaga, en Santa Paula. Se trata de un piso de lujo, confortable y eficiente. Una propuesta vanguardista para disfrutar de una nueva vida con unas incomparables vistas en azul.

¿Has encontrado ya tu casa para teletrabajar desde el Mediterráneo?

 

Facebook Comments