14 septiembre 2020

En este verano tan anómalo, donde el turismo internacional queda en muchas ocasiones descartado, es el momento de aprovechar y conocer más a fondo nuestro territorio y los increíbles lugares que esconde. Afortunadamente, podemos elegir dónde queremos pasar las vacaciones: si nos gusta más la opción de sol y playa o, por el contrario, somos de perdernos por la montaña.

Son muchos los que este año, para curarse en salud, van a optar por pasar unos días de relax en la montaña, donde habrá menos riesgo de aglomeraciones. Además, es una buena oportunidad para apoyar el turismo y las zonas rurales, a las que el coronavirus ha supuesto un verdadero varapalo.

Elige una casa en la montaña, reconecta con los valores

La cuarentena nos ha obligado a parar y replantearnos muchas cosas, entre ellas el modo de vida que estamos llevando. Por eso la naturaleza es una opción excelente para seguir reflexionando y reconectar con los valores naturales y humanos que llevan tanto tiempo acompañándonos y que en los últimos tiempos han quedado relegados en un segundo plano.

Aunque las vacaciones están hechas para desconectar, eso no significa no hacer nada (aunque también es otra opción). La naturaleza nos brinda un sinfín de posibilidades para poner nuestra mente en off.

Practica deportes al aire libre

La Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) ha hecho un llamamiento a los deportistas a desconectar contribuyendo a recuperar la economía del mundo rural. Aunque no es temporada de esquí, sí se pueden realizar otros deportes en entornos naturales.

La escalada y el ciclismo de montaña son opciones excelentes y con mucha demanda, especialmente para quienes ya tienen algo de experiencia en estos deportes.

Si prefieres algo divertido, la tirolina es una opción perfecta para toda la familia. Además de poder contemplar el paisaje a vista de pájaro, la descarga de adrenalina hará que quieras repetir.

Aquellos a quienes les gustan las actividades acuáticas tienen la posibilidad de realizar deportes de riesgo como rafting o barranquismo.

Los más curiosos también podrán realizar espeleología, lo que les permitirán conocer la morfología de la zona.

Para los que prefieren actividades más tranquilas, una buena ruta de senderismo resulta ideal para desconectar y disfrutar de las vistas. Solo necesitarás una mochila cargada con lo necesario (agua, algo de comida y protector solar), calzado y ropa cómoda y adecuada, ¡y listo!

Si quieres actividades relajantes, en muchos lugares existe la opción de realizar paseos a caballo. Y, si te encuentras cerca de una piscina natural, no puedes pasar por alto pegarte un baño.

Disfruta de la naturaleza

No todo tiene que ser deportes. En entornos naturales también podemos realizar otras actividades que nos ayudan a desconectar durante unas horas.

Por lo general, en estos entornos naturales se encuentran pueblos que guardan mucha historia, por lo que es el momento perfecto para conocer más sobre la tradición de nuestra región.

Los más cocinitas también pueden salir a hacer recolectas de frutas y vegetales: setas, frutos silvestres…

Selecciona tu destino

Si ya te has decidido a sentirte más cerca de la protagonista de Alma salvaje, solo tienes que elegir qué zona montañosa va a ser tu lugar de desconexión: Pirineos, Sierra Nevada, los Picos de Europa, Sierra de Gredos, el Teide…

Mientras te decides, hemos seleccionado una serie de viviendas vacacionales en las mejores zonas naturales.

Rústica casa adosada entre parques naturales

casa en la montania

Dúplex en medio de la naturaleza

duplex

Fabuloso chalet con piscina y vistas al mar y la montaña

casa con piscina

Vivienda unifamiliar a pocos metros de la playa

Un verano diferente en la montaña

Apartamento a 20 minutos de la playa y 30 de los Picos de Europa

apartamento en Asturias

Tranquila finca rústica cerca de la frontera con Francia

finca rustica

Facebook Comments