20 agosto 2019

Montaña, naturaleza, tranquilidad… Alejarse del mundo y relajarse junto a una preciosa chimenea con vistas a los Pirineos. Aunque suene a película existen casas con estas características. ¿Quieres verlas? ¡Vamos allá! Los Pirineos nos esperan.

Finca rústica en Tabar

Esta increíble casa a cuatro minutos de Tumbier, se encuentra situada en un paraje incomparable. En plena naturaleza, y en un pueblo tranquilo que ofrece las mejores vistas de la zona. Con cuatro habitaciones y 300 m², ¿no te parece que sería la opción perfecta para mudarte con la familia?

Fincas rústicas en los Pirineos

Foto: Fotocasa

Finca en Bárcabo

Casi 500 m² de vivienda y 1000 m² de terreno. Si lo que buscas es tranquilidad en un Parque Natural, no te muevas del asiento, porque esta finca rural es ideal para realizar actividades al aire libre. ¡Una idea! Con siete habitaciones se nos ocurre que podría transformarse en un estupendo albergue familiar.

Fincas rústicas en los Pirineos

Foto: Fotocasa

Casa en Salent de Gállego

El pueblo de Salent Gállego está situado a unos 1.224 metros y se encuentra en el Valle de Tena. Las vistas y las posibilidades de ocio (Formigal se encuentra a solo 15 minutos y Panticosa a 10) hacen de esta casa una apuesta segura. Con todas las comodidades de una vivienda recién reformada, ¿quién no se querría mudar ya mismo?

Fincas rústicas en los Pirineos

Foto: Fotocasa

Casa con vistas en Broto

Esta casa tradicional de la zona acaba de ser rehabilitada y está lista para entrar a vivir, con unos 200 m² de vivienda y dos habitaciones, las vistas a los Pirineos a través de sus grandes ventanales se hacen irresistibles.

Fincas rústicas en los Pirineos

Foto: Fotocasa

Casa en Benasque

En pleno valle de Benasque, como recién salida de un cuento se encuentra esta preciosa casa en medio de la naturaleza. Vistas infinitas junto a la chimenea y cuatro habitaciones para disfrutar del exterior y del interior en esta increíble vivienda.

Fincas rústicas en los Pirineos

Foto: Fotocasa

Propiedad en Bielsa

En Bielsa encontramos una antigua casa del siglo XVI, desde donde se puede divisar toda la comarca de Sobrarbe. Un auténtico oasis para respirar naturaleza. Con 15 habitaciones y sus respectivos baños es ideal para convertirlo en hotel o albergue. Y es que las vistas, la bodega, los alrededores, … todo suma puntos.

Fincas rústicas en los Pirineos

Foto: Fotocasa

 

Facebook Comments