14 abril 2020

En general, limpiar no es una actividad que nos resulte demasiado atractiva, pero si encima resulta que nos toca hacer alguna parte complicada de la casa, entonces se hace todo cuesta arriba. Pero tranquilo, habitissimo te da una serie de trucos para limpiar las zonas complicadas de la casa, entre ellas, algunas zonas de la cocina y el baño.

Campana extractora

La campana extractora es el lugar que más grasa por milímetro cuadrado acumula. Es importante tenerla limpia ya que seguramente, bajo ella, cocinas la mayoría de cosas que comes. Por suerte, la campana extractora tiene unos filtros que se pueden desmontar. Nuestro consejo es limpiarla con agua caliente y bicarbonato sódico. Con mucha precaución. Otra opción más fácil es impregnarla de desengrasante y meterla en el lavavajillas.

Cristal de la mampara

Otro lugar difícil y algo pesado de limpiar, son las mamparas de los baños. Al ser de cristal, resaltan cada pequeña mancha que tengan sin importar su tamaño. Nuestro truco es pasar cada vez que te duches el limpiacristales y retirar el agua que ha quedado, de este modo aguantará mejor el mantenimiento. Cuando vayas a repasar mejor el cristal, puedes optar por limpiar un lado en una dirección y el otro lado, en la otra, así cuando quede una mancha podrás saber en que lado de los dos está.

Fregadero

El lugar en el que enjuagas todo, puede convertirse en el más sucio si no le das un buen mantenimiento. Por ello debes habituarte a secar las gotas que han quedado tras fregar y echar un chorrito de vinagre de vez en cuando. Si te acuerdas, puedes mantener las tuberías limpias echando ocasionalmente un poco de desatascador de tuberías por el desagüe. Así, además de limpio, olerá bien.

Alfombras

Limpiar una alfombra es uno de los trabajos más duros que hay. Al estar en el suelo, se resiente mucho más que otros elementos decorativos que tenemos, así que hay que esforzarse por mantenerlo lo mejor posible.

Para cualquier mancha lo que hay que hacer es dejar que absorba en papel o el algún trapo, todo lo posible (excepto si es un sólido que hay que retirar) y después cepillarlo con una mezcla de agua y jabón o amoniaco. Es importante dejar secar bien las manchas y aspirar a menudo la alfombra.

Colchón

Los colchones son elementos indispensables que debemos de cuidar todo lo posible para que nos dure bastante tiempo. De vez en cuando, es recomendable limpiar la superficie del colchón con bicarbonato sódico repartido por la superficie para que absorba la suciedad. Para retirarlo, basta con pasar la aspiradora por encima.

Felpudo

El felpudo es un elemento que separa todo la suciedad de la calle, con aquella suciedad que tenemos en casa. Así que es fundamental, limpiarlo con asiduidad. Acostúmbrate a pasar el aspirador por el felpudo y sacúdelo de vez en cuando. Te ahorrarás suciedad acumulada de más.

Facebook Comments