10 diciembre 2019

El invierno se presenta frío y ya estamos tirando de calefacción para estar a gusto en casa. Este confort puede venir con un gran agujero en nuestros bolsillos. Pero tranquilos: siempre hay trucos que pueden hacer que nuestra factura baje y no nos referimos únicamente a termostatos. Existen otras muchas soluciones que pueden dar excelentes resultados. Aquí nos lo explica habitissimo.

Ahorrar gastando

Nuestro sentido común muchas veces nos juega malas pasadas. Muchos pensamos que si no usamos la calefacción hasta que no sea imprescindible reduciremos el gasto, pero si mantenemos una temperatura estable en nuestra vivienda gastaremos menos. Así pues, si tenemos una temperatura constante de unos 20 grados, lograremos reducir mucho nuestra factura. Aun así, si no estamos en casa en todo el día, quizá mantener la calefacción encendida puede salir poco rentable. En este caso, hacerse con un termostato automático y programar el encendido unas horas antes de que lleguemos a casa a una temperatura media, puede ser una buena medida de ahorro.

La correcta circulación del calor

Este es un punto muy interesante que nos puede venir bien. El calor debe circular correctamente. Por este motivo, es importante no instalar los radiadores cerca de muebles, ni colocar ropa húmeda encima para que se seque antes. Esto, lo único que acarrea es un consumo mayor y que aumente la factura energética. 

Asimismo, si tenemos habitaciones que no usamos, no es mala idea cerrar la llave de los radiadores en ellas y cerrar también puertas para que el calor del resto de la casa no se pierda a través de ellas.

Cosas que no dependen de tu caldera

No todo son radiadores y calderas. Lo cierto es que también hay otros factores que pueden hacer que consumamos más gas de lo normal. Entre estos factores, los más importantes son los que tienen que ver con el aislamiento de nuestra casa. Entre el 25 y el 30% de las necesidades de calefacción de una casa se deben a un mal aislamiento y consecuente pérdida del calor por ventanas o puertas. El precio medio de aislar las ventanas es de 450 €/m² de superficie (espacio de la ventana) según la guía de precios de habitissimo.

Limpia y ahorra

Recuerda que para un buen funcionamiento de la calefacción se deben purgar los radiadores. Sí, purgarse, pero ¿qué significa eso? Eso significa que es necesario extraer el aire, ya que si no se hace, se pueden acumular pequeñas burbujas de aire que impidan el paso fluido del calor. Estas molestas burbujas pueden hacer que la potencia de nuestros radiadores se reduzca y que, por tanto, necesitemos mucho más calor para que funcionen. Hay que destacar que la mayoría de los radiadores modernos cuentan con purgador automático, es decir, el aire es expulsado por sí solo.

Facebook Comments