6 septiembre 2018

Estudios recientes señalan que España está entre los países europeos en los que más tiempo se trabaja, una media que ronda las 1700 horas al año.

Las cifras nos sitúan por encima de países como Alemania, Dinamarca, Francia u Holanda. Las políticas de conciliación avanzan lentamente y, alrededor del 65% de los trabajadores confiesa seguir trabajando fuera del horario laboral. El trabajo en remoto, sin embargo, es una práctica cada vez más frecuente, ya sea dentro de la propia jornada o como continuación de la misma.

Sin tratar de alentar el perfil del workaholic, trabajar en casa es una realidad cada vez más plausible, una opción para empleados entregados y freelancer que convierten su hogar en ‘base de operaciones’. Contar con un espacio apropiado dentro del conjunto es fundamental no sólo para la concentración, sino también para la productividad.

En la práctica, una oficina en casa no es, ni más ni menos, que un escenario laboral capaz de ofrecer ventajas a sus usuarios como consecuencia directa de estar envuelto en el mítico ‘calor de hogar’. Pero ¿cómo conseguir una oficina acogedora sin salir de casa? Aquí tienes algunas ideas básicas.

 

Los ‘must’ de tu oficina en casa

Apartamento en Madrid: Estudios y despachos de estilo rústico de Natalia Ibáñez

Tanto si trabajas en una gran empresa y te llevas trabajo a casa como si tu actividad principal es por cuenta propia, diseñar una oficina en casa no es una cuestión baladí. Seguro que has oído una y mil veces aquello de ‘qué suerte, trabajar desde casa’, en ese inconfundible tono que parece identificar la jornada laboral con una fiesta. Lo que nadie te cuenta es que, si quieres ser productivo, has de empezar por tomarte en serio la tarea de diseñar un espacio apropiado y adaptado a tus necesidades.

La mesa de trabajo y su inseparable compañera de fatigas, la silla, son dos elementos que no pueden faltar. No obstante, dado que hablamos de trabajar en casa y de diseñar una oficina acogedora, puedes permitirte ciertas licencias. Sin perder de vista su funcionalidad, apostar por piezas con estilo, en armonía con el resto de la decoración de tu hogar, te hará sentir cómodo y listo para enfrentar cualquier reto laboral.

 

Prevención de riesgos laborales

Home Office: Estudio de estilo de AKABA S.A.

¿Creías que estabas exento de sufrir accidentes laborales por trabajar en casa? Nada más lejos de la realidad. De hecho, la falta de atención en cuestiones como la iluminación puede afectar directamente a tu salud. Elegir un espacio con una buena luz natural es lo más recomendable pero no olvides dotar a tu oficina de puntos de luz artificiales que te permitan garantizar unas condiciones óptimas para que tu vista no se resienta.

Además, colocar diferentes lámparas con cierta gracia, te ayudará a generar una atmósfera inspiradora en la que trabajar resulte de lo más inspirador.

 

Sentido práctico

Reforma integral en el centro de Bilbao.: Estudios y despachos de estilo moderno de URBANA 15

Al margen de mesa y sillas ¿qué otros elementos imprescindibles pueden ayudarte a diseñar una oficina acogedora? La respuesta es más sencilla de lo que imaginas: tus soluciones de almacenamiento. Cajoneras, armarios, estanterías y similares serán grandes aliadas a la hora de crear el ambiente de trabajo perfecto en casa.

No es sólo que te permitan tener cada cosa en su lugar (cuestión esta imprescindible por otro lado), sino que, además, contribuirán positivamente a la estética del conjunto.

 

Impronta personal

Kite Gesso, Caramel 10x30: Estudios y despachos de estilo moderno de Equipe Ceramicas

Como decíamos al inicio, trabajar en casa ofrece ciertas ventajas, entre ellas, la posibilidad de tomarse ciertas licencias en términos de decoración. La idea es crear un espacio que favorezca la concentración pero sin perder ese carácter acogedor propio de cualquier hogar. Los materiales elegidos como revestimientos de paredes y suelos o como parte del mobiliario son un buen punto de partida. No obstante, tampoco está de más introducir guiños a ese carácter personal que sólo una oficina en casa puede ofrecer.

Fotografías en las paredes, combinaciones de colores, accesorios y objetos decorativos… La imaginación será tu único límite en este capítulo, aunque es imprescindible que evites saturar el espacio. De otro modo, un exceso de distracciones como parte de la decoración podría mermar tu productividad.

 

Toques verdes

PASEO ANELIER VIVIENDA PARA ALQUILER: Estudios y despachos de estilo escandinavo de jaione elizalde estilismo inmobiliario - home staging

Las plantas tienen una capacidad innata para dotar a los ambientes de una calidez y serenidad inconfundible. Su presencia puede tener efectos muy positivos sobre el estado de ánimo, algo que, en el panorama laboral actual, tiene mucho que ver con la consecución de la felicidad en el trabajo. ¿Qué tal un jarrón con flores? ¿Y un pequeño jardín vertical? ¿O mejor una composición zen? Los matices cromáticos en forma de vegetación son, sin duda, una de las mejores ideas para hacer tu oficina en casa más acogedora.

¿Quieres más inspiración? Sigue leyendo: Guía de estilos para un despacho en casa.

Facebook Comments