20 mayo 2016

En la actualidad podemos ver como el tipo de casas en las que vivimos son muy diversas, y algunas personas han decidido crear su casa con contenedores marítimos, con módulos prefabricados o vivir todo el año en una caravana.

Dentro de esas nuevas modas, la más extendida en España es la de convertir los locales en viviendas, una práctica ya conocida en Estados Unidos, y que en nuestro país comienza a utilizarse debido a la crisis.

Estos años de decrecimiento económico han causado que miles de locales se encuentren vacíos y los propietarios han decidido convertirlos en sus viviendas, o venderlos y alquilarlos con ese fin, como un nuevo modelo de negocio para no desaprovecharlos.

 Legalizar la vivienda

Los trámites para legalizar una vivienda en un local comercial suponen una inversión que puede ser costosa, pero que a la larga puede ser muy rentable, ya que las viviendas tienen un valor de tasación superior a los locales, y la demanda también es superior.

Para poder convertir un local comercial en una casa lo primero que debemos hacer es legalizarlo con un cambio de uso. Para solicitarlo necesitamos un Proyecto técnico de Cambio de uso realizado por un técnico competente.

Local convertido en vivienda

Fuente: Planete Deco

 

Cuando conviertes el local en una casa, esa vivienda se considera una obra nueva, por lo que tendrá que cumplir la normativa urbanística y el Código Técnico de la Edificación. El profesional que realice el proyecto de Cambio de uso deberá tener en cuenta si es necesario realizar una obra para cumplir la normativa, y si es así, realizar un Proyecto técnico de Habilitación y Cambio de uso.

¿Qué trámites necesitamos?

Lo mejor para poder convertir el local en una vivienda es contar con la ayuda de un profesional. En este caso, los expertos son los arquitectos técnicos o superiores. El arquitecto nos informará sobre los pasos a seguir, y realizará todos los trámites técnicos necesarios.

Para que nos concedan la licencia de cambio de uso el local deberá cumplir unas dimensiones, una determinada ventilación de las estancias, tener unas instalaciones, iluminación, etc.

Lo más importante es que cumpla los requisitos de habitabilidad, como la accesibilidad y la salubridad. Si la vivienda no cumple esos requisitos no podrán darnos la Licencia de primera ocupación o Cédula de habitabilidad.

Probablemente para poder recibir tanto la Licencia de primera ocupación como el Cambio de uso necesitaremos realizar una obra en la que realicemos las modificaciones pertinentes para cumplir las normativas. Para ello, tendremos que solicitar también una Licencia de obras menores o mayores dependiendo del tipo de obra.

En algunos casos la comunidad de propietarios tendrá que dar su consentimiento, para ello tendremos que mirar los estatutos de la comunidad y pedir su conformidad.

Local_convertido_vivienda

Fuente: Delikatissen

 

Obras para realizar

Una vez que consigamos todos los permisos y vayamos a realizar la obra, además de cumplir los requisitos mínimos de habitabilidad y seguir la normativa del código técnico, deberíamos pensar en varios detalles.

Si vamos a vivir en un local comercial a pie de calle es importante tener en cuenta la insonorización de las paredes y techos, para poder encontrarnos a gusto sin escuchar demasiado ruido del tráfico y los viandantes.

También es muy importante tener en cuenta la seguridad de puertas y ventas ya que están a una altura accesible para todos. La elección de las puertas y ventanas también es importante para tener una buena iluminación y a la vez conseguir intimidad.

Es importante por último revisar las instalaciones de agua, luz y gas, ya que puede que alguna sea existente, se encuentre en mal estado o tenga una estructura pensada para un local comercial y no para una vivienda.

Facebook Comments