11 febrero 2016

La Inspección técnica de edificios, más conocida como ITE, es una inspección visual realizada por un técnico homologado que verifica las condiciones de seguridad, salubridad y ornato de un edificio. El objetivo más importante es el mantenimiento preventivo para poder actuar en el caso de que sea necesario reparar algún tipo de daño, así que podría decirse que la ITE ayuda a alargar la vida de tu edificio, a mantenerlo en óptimas condiciones de seguridad y a evitar daños materiales y riesgos para las personas.

Normativa sobre la Inspección Técnica de Edificios (ITE)

Las ITEs son reguladas por el Real Decreto- Ley 8/2011 de 1 de julio y por las Ordenanzas Municipales. En caso de que tu vivienda tenga más de 50 años (está cifra puede variar en función de la Comunidad Autónoma) y no hayas pasado la ITE en los últimos 10 años, probablemente necesites realizarla.

Dependiendo de la comunidad en la que vivas, tendrás que revisar la normativa específica (en algunas ocasiones en la propia web del ayuntamiento podrás ver publicado un listado de los edificios que tienen que realizar la ITE este año). Igualmente, muchos propietarios deciden realizar una ITE o una IEE (Informe de evaluación de edificios) para poder pedir ayudas públicas o subvenciones que se conceden a nivel local, autonómico o estatal, o para fomentar la conservación y rehabilitación. También puedes pasar la ITE si crees que tu edificio tiene alguna clase de problema que podría ser peligroso y deba ser subsanado, o incluso para conocer el estado del edificio en casos de compraventa (puede pasar que si el edificio dónde quieres comprar una casa no ha pasado la ITE te denieguen la hipoteca).

La inspección de edificios y sus posibles sanciones

Es importante estar al tanto de si tu edificio necesita una inspección, ya que las medidas ante el incumplimiento tienen un procedimiento sancionador muy estricto, con multas que pueden llegar a una alta cuantía.

ITE

Más vale prevenir que curar

Mantener en buen estado tu edificio puede ahorrarte muchos disgustos en un futuro, además de que las revisiones y el mantenimiento suelen ser mucho más económicos que una obra para subsanar un problema mayor. Y no olvides lo más importante: la seguridad no ya tanto del edificio, sino de las personas que habitáis dentro de las viviendas que lo conforman.

Así que ya lo sabes: si necesitas realizar una ITE,tendrás que solicitarla a un técnico colegiado experto en construcciones, y dependiendo de la comunidad estos técnicos pueden ser arquitectos o ingenieros (técnicos y superiores). Una vez realizada la visita a tu edificio y redactado el informe, el técnico lo tendrá que visar en su Colegio Profesional para posteriormente presentarlo en el Ayuntamiento y registrar tanto el informe, como la ficha técnica y la acreditación de representación.

En Certicalia podrás encontrar técnicos expertos en todo el territorio nacional que pueden informarte y realizar el trámite.

Facebook Comments