3 agosto 2020

El verano es la época preferida del año para hacer las reformas en casa. Será por el calor, o más bien por las vacaciones, pero entre los meses de mayo y septiembre se concentra buena parte de las actuaciones de mejora y mantenimiento de los hogares. Tomar la decisión no es tarea sencilla. Pero, exactamente, ¿qué buscan los españoles a la hora de reformar sus viviendas?

Según la última edición de nuestro informe “La Era de la Reforma”, la confianza que genera el profesional encargado de acometer la obra, seguido de la claridad del presupuesto y de las garantías que ofrezca la empresa reformista son los factores que determinan la decisión de los usuarios finales a la hora de seleccionar un profesional que evite las chapuzas y logre la satisfacción del cliente.

Los factores más valorados por los clientes en una reforma son la confianza y la garantía

Porque reformar una vivienda no se trata de un juego de niños, sino de adultos. Y a los adultos nos cuesta mucho más confiar. Por este motivo, es una de las cuestiones trascendentales a la hora de decidirse a reparar o mejorar una vivienda.

Pues bien, casi nueve de cada diez españoles ven en la confianza y en las garantías que puede generar el profesional el factor más valorado por su cliente. No obstante, un presupuesto transparente y bien especificado constituye otro vector muy significativo para el 72% de los españoles.

Además, el 70% de los profesionales también están de acuerdo en que la confianza y garantías que ofrecen es el aspecto que más valoran los clientes, junto con el presupuesto y una planificación de obra clara.

El consejo de familiares y amigos aspecto clave para contratar a un profesional de la reforma

Desde la perspectiva del usuario y sus preferencias, llama la atención el contraste que se da entre el modo habitual y el modo ideal de encontrar un profesional. Así, la búsqueda online todavía era algo residual cuando elaboramos el estudio. Pero el confinamiento y la crisis sanitaria provocada por el coronavirus disparará este tipo de consultas en internet.

En este sentido, el 65% de los españoles suele basarse en el consejo de familiares y amigos a la hora de contratar un profesional para llevar a cabo las reformas en casa, mientras que apenas un 9% los busca online. Aún más escaso, del 7%, es el porcentaje de particulares que pregunta en la tienda por algún profesional.

Precisamente a las tiendas de materiales es también donde acuden los profesionales, y en estas se observa que las áreas de mejora de estos están relacionadas sobre todo en torno a las novedades asociadas a sistemas constructivos que optimizan las prestaciones habitacionales.

Asimismo, consideran que las habilidades comerciales conforman una debilidad a mejorar. Y cuando se plantean al profesional posibles campos de servicio que podrían llevarse a cabo por la distribución, los factores dominantes son aquellos que, directamente, están ligados a las debilidades que el profesional detecta en su actividad: capacitación comercial y transferencia
de conocimiento técnico. Y es que, sin lugar a dudas, los distribuidores de materiales de construcción pueden ayudar a los profesionales a vender más y mejores proyectos.

En este punto, la labor de asesoramiento asociada a la prescripción comercial cobra especial importancia. Y tal vez ante el desarrollo de la rehabilitación edificatoria, existe una oportunidad para fomentar el rol del distribuidor en este mercado: apoyar la creación de propuestas de rehabilitación de su cliente para presentarla a la comunidad y/o administrador de fincas.

Facebook Comments