15 noviembre 2019

Hay productos muy versátiles que pueden ser de mucha ayuda a la hora de reformar, materiales que se adaptan a diferentes soluciones, tanto en muebles como en elementos arquitectónicos. habitissimo te ofrece aquí cuatro productos que podrás aplicar de muchas formas distintas, desde suelos y paredes hasta muros y muebles.

Madera, el material más utilizado

La madera es, sin duda, uno de los materiales más usados en temas de construcción y decoración. Hay que tener en cuenta que es la materia prima que más se ha utilizado en este tipo de trabajos durante siglos. La madera es un material muy polifacético, que puede usarse en un sinfín de rincones y lugares siempre creando una sensación acogedora.

Con madera se pueden vestir los suelos de la vivienda con tarimas de madera natural. Son delicados, pero la belleza de estos pavimentos es indiscutible. Las tarimas de madera son más económicas que el parquet tradicional, y según los datos de habitissimo se pueden encontrar en el mercado las más económicas desde los 15-20 €/m². En el caso de las tarimas flotantes de madera maciza el precio sube a los 35-50 €/m² con instalación y barnizado.

Además, la madera es un material que también puede utilizarse para revestir paredes y techos, aportando mayor calidez a las estancias. 

Contrachapado, el material más flexible

El contrachapado es un material resistente, ligero y muy económico que la madera. Además, es más fácil de trabajar e instalar. Se trata de tableros elaborados con chapas muy finas de madera que están pegadas entre sí con resinas sintéticas.

Es un material muy recurrente a día de hoy. Los profesionales del sector lo usan por su bajo coste y sus múltiples posibilidades. Así, puede usarse en revestimiento de paredes y suelos hasta muebles. Además, la variedad de colores también es amplia, por lo que se adaptará sin problemas a cualquier tipo de decoración.

Preguntas clave para sacarte de dudas con el pladur

Pladur, el material más versátil

El pladur es conocido como cartón yeso y se trata de un material que se compone de una placa de yeso laminado entre dos capas de cartón. Aprovechando así la resistencia del yeso con la resistencia a la flexión del cartón.

Los usos de este material son realmente amplios. Se puede optar por usar el pladur para crear muros y divisiones en las viviendas o incluso para estanterías de obra, de esas que se adaptan a cada rincón sin importar lo difícil que sea. También se puede utilizar para construir falsos techos que permite añadir un elemento estético a esta parte de la casa. Se puede optar por estilos modernos o clásicos, que incorporen luces o sin ellas. En este caso, el coste de esta obra estará en torno a los 900 € aproximadamente, según la guía de precios de habitissimo.

Policarbonato, el material estrella

El policarbonato es otro de esos materiales estrella. Tiene buena transmisión de luz, una gran dureza y un aislamiento térmico envidiable. Estas características hacen que sea un material muy recurrente en la arquitectura y la construcción. Se suele usar en ventanas, en cubiertas de edificios, lucernarios o marquesinas. Aún así, el uso más interesante del policarbonato es en los cerramientos de terraza, ya que permite aguantar sin problemas las inclemencias del tiempo.

Facebook Comments