22 septiembre 2014

El tipo de licencia necesaria para reformar una vivienda o los requisitos para cada una de ellas depende muchísimo de la provincia y del municipio en el que se encuentre la casa, por lo que generalizar es imposible. Aun así, existen una serie de gestiones básicas y comunes a todos para tramitar este permiso. ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

Informarse en la Junta Municipal

Una visita a la Junta Municipal más cercana a la vivienda no lleva mucho tiempo y puede ser de gran ayuda. El técnico municipal explicará perfectamente los diferentes formularios que se deben contratar y la documentación necesaria según el caso. Así se puede conocer la normativa referente a la casa, si el edificio tiene algún tipo de protección arquitectónica y, por supuesto, el tipo de licencia y sus requisitos.

Consultar la página web del Ayuntamiento

Puede ser un sustituto del punto anterior o un complemento. Generalmente, los consistorios tienen toda la información sobre licencias disponible en la web. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Madrid posee un pequeño cuestionario que orienta sobre el tipo de licencia necesaria y el de Granada da la oportunidad de realizar el proceso online desde la «Gestión unificada de licencias».

Solicitar la licencia de ocupación de vía pública

Independientemente del tipo de obra que se realice y la licencia que se vaya a solicitar, es más que probable que se necesite una licencia de ocupación de la vía pública para colocar el contenedor o saco de escombros que dé servicio a la obra. Esta licencia suele ser una tasa diaria por cada día de ocupación, que varía en función de cada ciudad, y que no suele estar incluida en el presupuesto de obra.

Algunos Ayuntamientos, como el de Pozuelo de Alarcón o el de Tres Cantos, solicitan una fianza que retienen hasta que se hace entrega de un certificado del correcto reciclaje de los escombros de la obra. Este certificado lo debe entregar el constructor y no suele ser un problema si ha contratado a una empresa seria de contenedores.

Conocer cuánto cuesta la licencia de obras

El coste depende fundamentalmente del tipo de obra que se realice, ya que en unas ocasiones es una cantidad fija, en otras una variable y, en la mayoría de las ocasiones, una combinación de ambas.

Lo más habitual es que la cantidad se abone al solicitar la licencia y, posteriormente, el impuesto sobre instalaciones, construcciones y obras (ICIO) se pague una vez concedida la licencia. El importe suele ser del 4 % del presupuesto de la obra.

Contratar a un técnico

Contar con el apoyo de un técnico para la gestión de la licencia, aun sin ser necesario el proyecto técnico, puede ser de gran utilidad, ya que este conoce a la perfección el procedimiento, los formularios y la manera de completarlos. Por si fuera poco, también se encargará de redactar la breve memoria que se solicite y de ejecutar los planos que pida el Ayuntamiento. Todo ello con la tranquilidad que supone saber que el trabajo lo ha realizado un profesional que estará durante todo el proceso de obtención de la licencia.

 

Facebook Comments